Hace, tal vez, ya dos meses que la gasolinera Álvarez,  en la salida de Tula a Tepeji, permanece cerrada, sin saberse con exactitud los motivos. Como los habitantes de aquí sabemos, desde hace muchos años hay solamente dos negocios para la venta de combustible dentro de la ciudad. La ubicada en la calzada Melchor Ocampo y ésta.  Aquí es común ver a los despachadores en su centro de trabajo, al igual que a la secretaria, sin embargo, nadie comenta con exactitud las razones de su cierre.

Los vecinos dicen que hace dos o tres años cambió de dueño. Ya no se vio desde entonces al señor Rocha que tiempo después falleció. Él era esposo de la señora Álvarez, hija de don Taurino, y que justo es o era el nombre del negocio, “gasolinera Álvarez”. Se comenta que los actuales dueños buscan poner en orden la documentación del expendio, de ahí que hayan decidido mientras tanto cerrar. Se supone que esta decisión será temporal; de ahí que los empleados ahí permanecen. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *