*Pidieron integrantes del Ayuntamiento de Tula en la sesión ordinaria de cabildo. El alcalde se compromete a ello.

Que no haya impunidad en el caso del joven Brandon, quien murió después de ser detenido y permanecer en las galeras municipales, donde comenzó a sentirse mal para después fallecer en el hospital. Es lo que pidieron integrantes del Ayuntamiento de Tula en la sesión ordinaria de cabildo en la tarde de este miércoles 3 de enero.

El regidor Ricardo Baptista González lamentó el hecho ocurrido el 26 de diciembre porque no se tiene claridad de lo que ocurrió; recordó que el joven fue atendido ocho horas después en el hospital y tuvo que ser trasladado a Pachuca, donde falleció. Esto consternó a todos y dejó ver que la policía municipal es débil, por ello debe reforzarse y fortalecerse.

El regidor aclaró que no reclama ni señala a nadie, pero la queja de la familia de Brandon radica en que se dieron procedimientos internos poco claros. Reconoció que el alcalde Mario Francisco Guzmán Badillo se solidarizó y dio la cara, además de prometer que no habrá impunidad.

Baptista González acudió el domingo 31 de diciembre a la reunión que sostuvieron con el presidente municipal, convocado por la propia familia, donde escuchó sus demandas y preocupaciones. También hizo acto de presencia en el encuentro de este miércoles 3 de enero en la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo y ahí se mencionó que se investigará a fondo.

Se inició una carpeta de igual manera en el órgano interno de control para revisar la actuación del cuerpo policial y que sea una lección para todos. El regidor aclaró que la familia del joven no pide indemnización sino justicia. En el mismo sentido se pronunció la regidora Araceli Rivera Díaz para pedir justicia y destacó la importancia de la capacitación de los oficiales.

Pidió medidas drásticas porque hay quejas del trato en las galeras, porque los consideran ya culpables sin respetar los derechos humanos. También solicitó que se investigue a fondo y que el presidente municipal otorgue facilidades para que no se encubra a nadie. 

Por su parte, el alcalde Mario Francisco Guzmán recordó que recibió a la familia el 31 de diciembre y le ofreció todo el apoyo de su gobierno. Se inició la carpeta en la Contraloría municipal y se reunieron con la PGJEH para la carpeta de investigación, por lo que prometió que la muerte de Brandon no quedará impune. (MGP) *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *