*El área de Reglamentos de Tula se enfoca en esta tarea, asegura su titular, y se sumarán otras áreas.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

El área de Reglamentos y Espectáculos de Tula realiza operativos e inspecciones, por lo que el fin de semana recién concluido clausuraron varios negocios con venta de alcohol por encontrarse fuera de horario o por no contar con su licencia de funcionamiento, así lo dio a conocer el titular Víctor Cerón Curiel.

Aunque no precisó cuáles negocios, dijo que se encuentran en comunidades y colonias del municipio. Y de esta manera continuarán para regular a los llamados giros rojos y evitar que trabajen en la clandestinidad. Recordó que los negocios tienen los primeros tres meses del año para renovar sus licencias.

A estas inspecciones de rutina se van a incorporar áreas como Protección Civil, Salud e incluso Catastro, mencionó, por ello han estado sentados en mesas de trabajo para ver cómo abordarán el tema también con la Dirección de Obra Públicas. Recordó que los comercios tienen un periodo de gracia por así decirlo y también tienen que considerarlo. 

Asimismo, se refirió al tema del reglamento de comercio en el cual se dictaminan las medidas en cuanto a la distancia que debe existir entre los bares e inmuebles como escuelas, iglesias, empresas e incluso sindicatos. Y también revisan los casos para no caer en atropellos contra los propietarios de este tipo de negocios.

Otro punto que considerar es que hay negocios cuya licencia marca que son restaurantes, pero terminan con venta de alcohol y también es un punto para revisar a través de los operativos o inspecciones. 

Referente a los puestos que se colocan frente al Hospital de Pemex, cuyo tema salió a relucir en el reciente arranque oficial de la obra de rehabilitación de la avenida Oriente en la Unidad Habitacional Pemex, Víctor Cerón reconoció que es un asunto complicado.

Su misma complejidad les ha impedido abordarlo, sobre todo porque a veces son los delegados municipales quienes otorgan los permisos. En administraciones pasadas, comentó, no se les ha dado una orientación de hasta dónde están facultados como órganos auxiliares. “Entonces ellos agarran la batuta para hacer cobros y darles la oportunidad a los vendedores. 

El comercio ambulante está tolerado, les dan permiso y luego se pretende que el área de Reglamentos intervenga cuando ya es difícil retirar los puestos. Por ello, dijo, es importante sentarse a dialogar con los nuevos delegados municipales que rendirán protesta el 5 de febrero.

“Hay que documentarlos e instruirlos para que no tengamos aprietos e impedir que estemos sitiados por los comercios, porque después es muy difícil retirarlos”, expresó, antes de referirse a los vendedores que tendrán que ser movidos de lugar por la obra a realizarse en la avenida Oriente.

El director de Reglamentos asegura que no es imposible poner orden, pero lleva su tiempo. Han estado en operativo dos o tres veces a la semana, sobre todo en diciembre por el tema de la venta de cohetes y de alcohol en tianguis. Con ayuda de los delegados municipales han podido también lograr un poco de control, en el caso de los tianguis, pero sí es complicado porque son 54 comunidades y sus colonias. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *