*Gobierno estatal y municipal sin atender Paseos de la Pradera.

Por Francisco Villeda 

Atotonilco de Tula, Hgo.- Habitantes del fraccionamiento Paseos de la Pradera, en Atotonilco de Tula, exigieron al gobierno municipal y estatal la atención urgente a problemáticas como la inseguridad y la falta de múltiples servicios. 

“Aquí en lo relacionado al fraccionamiento todos se reparten culpas, se echan la bolita, y así llevamos años pidiendo que nos den los servicios que nos prometieron al momento de vendernos las viviendas”, señaló Miriam Cadena, quien hace una década llegó al fraccionamiento. 

Explicó que constantemente acuden con las autoridades municipales para hacer peticiones en materia de servicios básicos, pero dijo que hasta ahora sólo han recibido promesas. 

Cadena acotó que es un fraccionamiento grande y por ende requiere muchos servicios, pero actualmente las calles están deterioradas, además de que existen problemas con el alumbrado público. 

En este último caso, dijo que la falta de luminarias en diversos puntos se refleja en malas condiciones de seguridad, pues favorece la comisión de ilícitos como robos o asaltos en todas sus modalidades. 

Anahí Fernández, quien tiene 5 años en el fraccionamiento, expresó que en dos ocasiones ha sufrido robos en calles de este, debido a que hay puntos “oscuros”, en los que operan con mayor facilidad los delincuentes. 

Ante este tipo de situaciones han pedido apoyo a la policía local “pero nos dicen que es poco el personal y las patrullas que tienen disponibles, por eso no pueden estar enfocadas aquí”, dijo. 

Según comentó, en ocasiones hay patrullajes de policías estatales u otras instancias como Guardia Nacional, pero son esporádicos y por tanto insuficientes para atender la incidencia delictiva en este fraccionamiento densamente poblado, el cual se ubica en los límites entre Hidalgo y el Estado de México. 

Otro de los temas preocupantes para los habitantes de esta zona habitacional es la falta de espacios médicos para la atención, pues dijeron que, aunque cuentan con una delegación de Cruz Roja mexicana, la instalación carece de insumos y personal para atender las necesidades de servicios. 

Orlando Cruz acusó que la calidad de atención es mala, pues el horario es restringido por falta de personal, lo que representa un riesgo para la población, pues en caso de una urgencia para recibir atención médica básica tendrían que trasladarse hasta Atotonilco de Tula, Tula de Allende, Jorobas o Huehuetoca, estos dos últimos municipios del estado de México. 

Recientemente el delegado auxiliar del fraccionamiento, Fernando Morales, reveló que ha buscado con insistencia el apoyo del gobierno estatal para resolver diversas problemáticas. 

Dijo entonces que incluso ha invitado a funcionarios estatales a que acudan directamente al fraccionamiento para conocer de “viva voz” las necesidades de los pobladores, aunque hasta el momento sus llamados no encuentran respuesta en la administración del gobernador Julio Menchaca Salazar. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *