*Para exigir aumento salarial, uniformes y otras prestaciones laborales.

Por Marisol Martínez Cruz. 

Para la mañana del martes 30 de enero, se tenía programado un paro de labores y una manifestación frente a la presidencia municipal para entregar un pliego petitorio al presidente municipal Mario Francisco Guzmán Badillo. 

Los elementos policíacos piden un aumento salarial del 20%, el seguro de vida, que los incorporen en algún seguro social o mínimo que hagan convenio con alguna clínica para que les den mejor servicio médico, además de que los elementos que tienen años dentro de la corporación puedan ser pensionados.

Los policías también piden uniformes, debido a que desde que inició la administración de Manuel Hernández Badillo a la fecha no han recibido nada.

“El presidente solo nos dice que pronto nos darán uniformes, pero no entienden que el uniforme es la ropa que usamos a diario y ahora ya luce viejo y deslavado”, dijeron.

Cuando ya estaba todo listo, es decir, alrededor de las 7:30 de la mañana, ambos turnos se habían juntado para llevar a cabo la manifestación, de pronto, todo se vino abajo.

Solo se vio entrar al secretario de Seguridad Pública municipal, Enrique Ortega, a la oficina del presidente municipal y al salir, se dirigió hacia algunos elementos y toda información quedó hermética. 

Enrique Ortega aseguró que no existen problemas en el interior de la corporación.  Mientras que los elementos aseguran que la delegación está de mal en peor. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *