Hace algunas semanas el gobierno de Obrador anunció que regresa el ferrocarril como medio de transporte para pasajeros. Con todo y que se ha sabido de voces en desacuerdo, sin duda al grueso de la gente podría beneficiar en mucho volver a tener como alternativa de traslado el tren. Se imaginan que de Tula a México o a Pachuca se pueda viajar así nuevamente. Claro, una de las voces opositoras es de AVM, el monopolio camionero con las tarifas de las más altas en todo México.

Por mientras en las abandonadas vías del ferrocarril en Tula se pueden ver ya nopales entre sus rieles después de tantos años de no uso, ello a la altura del lugar conocido como Atajay, paralelo a la calle 16 de Septiembre.

Mientras que casi donde comienza el camino a San Andrés, delante de El Huerto, podemos ver rieles que ya han sido separados de su lugar, para en su momento poder ser vendidos por kilo, obviamente actividades que claramente están al margen de la ley. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *