Ya en ocasiones anteriores se ha denunciado, aquí y en otros medios, la mala costumbre de dueños de comercios y casas ubicados sobre todo en el centro de Tula, de apartar   con algún objeto su frente para evitar con ello que se estacionen vehículos que no son de ellos. Conducta por demás impropia pues las calles como tal son públicas. A pesar de lo anterior desde hace algunas semanas en la calle Atanasio Bernal –entre Morelos y 16 de Septiembre- han colocado ya no un objeto, sino una cadena para que nadie –salvo ellos- se estacionen en el lugar. Damos por descontado que no cuentan con autorización para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *