*Permitirán concluir el torneo deportivo.

Por Francisco Villeda

Atotonilco de Tula, Hgo. – Las obras de remodelación del centro de Atotonilco de Tula no afectarán las dos principales vialidades por el momento, pues se está privilegiando la movilidad en la zona para no afectar a la economía de comerciantes fijos.

Autoridades municipales consultadas señalaron que los trabajos de repavimentación de las avenidas El Salvador y Nicaragua, las dos principales flanquean a la zona centro del municipio, se ejecutarán en la fase final del proyecto de remodelación.

Esto con la intención de aminorar los tiempos de afectación para los comercios fijos del área, y a causa de ello sólo el primer cuadro se encuentra por obras actualmente, pues incluso la calle 16 de enero, que conecta a las dos avenidas, está abierta.

La zona de labores se encuentra cubierta con madera para evitar la circulación de personas y con ello accidentes al transitar por zona de obra; el personal que labora en el espacio utiliza equipo de protección.

Las autoridades locales precisaron que, aunque la cancha de basquetbol y voleibol ubicada en la zona también será demolida como parte del proyecto, por el momento no se desarrollan labores ahí, pues al dialogar con los deportistas acordaron que se permitirá la conclusión del actual torneo.

Una vez que esto suceda las canchas se desmontará la techumbre de las canchas para destinarlas a la cobertura de otro espacio deportivo, el cual se ubica en la colonia Los Compadres.

Luego de ellos se demolerán las canchas y las estructuras faltantes, como lo marca el proyecto de obra programado para seis meses, y el cual contempla una inversión económica de más de 24 millones de pesos.

En la recta final del proyecto se realizará la pavimentación de las dos vialidades principales y como parte de ellos se realizará la rehabilitación de la red de drenaje y agua, en caso de que sea necesario.

La alcaldía informó que el cableado en la zona centro se ocultará bajo tierra, a fin de mejorar la imagen urbana de esta área, pues en la actualidad aún hay cables en el primer cuadro, además de un deterioro considerable de banquetas.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) vigilará las labores en el área comprendida entre el bardeado perimetral de la iglesia franciscana en honor a Santiago Apóstol y el jardín municipal, para evitar daños a esta infraestructura con siglos de antigüedad.

Mientras tanto los comercios semifijos y ambulantes que se encontraban sobre la plancha del primer cuadro ya se reubicaron en locales o espacios de calles aledañas y a través de Facebook dan a conocer sus nuevas ubicaciones. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *