Por demás interesante las cifras que hace algunos días conocimos del trabajo desarrollado por quien fue presidente del entonces llamado IFE, hoy INE, don Luis Carlos Ugalde sobre los indicadores de varios rubros del actual gobierno federal, desde el 2018 hasta lo que va del 2023, ello a través de su Intergralia Consultores. En el trabajo de investigación no hace análisis alguno, sólo las frías cifras, el resto lo deja al criterio de cada uno de sus clientes o lectores.

Por ejemplo, en un rubro tan sensible como la desocupación, vemos que la tasa disminuyó del 3.36% al 2.6%, lo que se traduce en una baja del 22.6%. Cifras por demás interesante y tal vez en ello mucho ha tenido que ver obras como el aeropuerto, el tren maya y la refinería de dos bocas. No se trata de juzgar ahora si obras emblemáticas del actual gobierno, les servirán o no a los mexicanos, pero de entrada han significado la ocupación de miles de trabajadores.

En lo que corresponde al ranking de competitividad internacional, nuestro país cayó del lugar 51 al 56; mientras que el PIB per cápita también se redujo ligeramente de 192,236 a 192,171 pesos, es decir apenas un .1%. Como sabemos el Producto Interno Bruto nos permite valorar el potencial económico de un país, al tiempo que per cápita es el ingreso de cada persona de un país determinado.

Por cuanto a la inversión pública disminuyó de 725 mil millones de pesos a 629 mil millones, lo que equivale a una caída superior al 13%. Por el contrario, la inversión privada sí creció de 4,884 mil millones de pesos a 5,575 millones de pesos, lo que significa 14.2% más. Los miles de millones de pesos que hoy el gobierno regala, trajo como consecuencia natural hacer menos obra pública.

Un rubro interesante por lo que en reiteradas ocasiones se ha dicho que en este gobierno no hubo más endeudamiento, es el que corresponde justamente a la deuda pública que en términos porcentuales el estudio nos indica que creció 2.9 al pasar del 43.6% al 46.5%. Al tiempo que los ingresos petroleros bajaron de 920 mil millones a 787 mil millones que significan una caída del 14.5%, sin perder de vista que hoy Pemex arrastra número rojos cada vez más dramáticos.

Por otro lado, la población económicamente activa creció de 55 millones 519 mil 394 personas a 60 millones 839 mil 618 personas, lo que se traduce en un incremento del 9.6%. Los empleos registrados en el IMSS también aumentaron de 20 millones 79 mil 365 a 22 millones 302 mil 690 personas, es decir un 11.1% más.

Sin duda uno de los renglones en donde las cifras aumentaron de manera considerable es el de los salarios, que en promedio se elevó un 93%, pues pasó de 85.77 a 165.7 pesos diarios; mientras que la masa salarial se incrementó un 29.5%, avanzó de 9 mil 155 a   11 mil 854 millones de pesos.

Los aspectos del presente estudio se refieren solamente a   economía y finanzas. Existen también análisis de otros aspectos como la actividad económica regional y pública, también sociedad y desarrollo, política y gobierno y seguridad, justicia y derechos humanos.

Es sin duda un estudio serio con base en los resultados de un gobierno federal que transcurre ya en su último año. A estas alturas vale la pena hacer una reflexión de una frase que en su momento se acuñó para tratar de impedir la llegada de Andrés Manuel López Obrador a presidente de la República. “Es un peligro para México”. ¿Lo fue o no?, la opinión de cada uno de nosotros es sin duda la más importante.

Por hoy es todo, nos leemos en la siguiente entrega, pero… En Confianza. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *