Por Marisol Martínez Cruz.

El domingo 10 de diciembre, el tianguis de la Poza ubicado en Xitejé de Zapata, en el municipio de Tula, cumplió 17 años de su fundación.

Para su festejo, los comerciantes de los llamados roladores y fijos cooperaron para organizar un convivio a fin de compartir el pan y la sal y la música no pudo faltar.

En un ambiente de compañerismo, todos se organizaron en el área de ventas de la fruta y verduras, colocaron mesas y el cazo de las carnitas, también hubo coctel de camarón, además de un cantante de música versátil.

Cabe resaltar que el festejo no fue patrocinado por ningún político como en algunas páginas en la red social se dijo, lo que causó un poco de molestia entre los comerciantes, ya que destacaron que como es época electoral algunos políticos se quisieron “colgar del evento”.

A decir del actual comité, el tianguis ha sufrido algunos contratiempos, pero ha salido adelante con un poco más de 200 comerciantes.

“Durante la época de la pandemia fue muy complicado para todos, estuvimos muy restringidos y muchos estuvieron a punto de la quiebra, otros más de plano ya no regresaron”, platicó Paty Reyes, comerciante del tianguis.

Al tianguis tradicional de los domingos llega mucha gente de todas partes de la región para encontrar de todo, desde herramienta, animales de corral, ropa de uso y nueva, aparatos electrodomésticos, fruta, verdura, comida y antojitos mexicanos, en ese lugar encuentran de todo, por eso es muy visitado.

Cada domingo, llegan alrededor de 100 comerciantes, de los llamados roladores, desde las 5:00 de la mañana para poder alcanzar un pequeño espacio para ofrecer su mercancía.

Estos roladores estaban colocados en las calles principales que van al centro de la comunidad de Xitejé de Zapata; sin embargo, a medida que pasaban los días, la demanda aumentó y los vecinos se quejaban porque los puestos invaden cada vez más la carretera.

Esto originó para que la mesa directiva integrada por los comandantes Adrián Valladares, Leonardo Ángeles y Antonia López acondicionara un terreno anexo al de la Poza, con una superficie de 290 metros cuadrados, primero se les dio preferencia a los vendedores fijos y ya en los pequeños espacios sobrantes se acomodaron a los roladores. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *