Las tres de rigor.

Primera. – ¿Es verdad que ahora busca ser candidato a senador? Aunque hoy es el pan de cada día que los políticos cambien de partido, resulta increíble creer que un personaje que no hace mucho era gobernador, lo acaban de nombrar embajador y ahora quiere ser candidato al Senado de la República. Parece el colmo de la desfachatez, pero no tiene la culpa él, sinoel que lo hace compadre.

Segunda. – ¿Que Tavo Magaña va como candidato por la diputación federal?  Trascendió que el todavía legislador local por Tula será ahora el aspirante a diputado, ahora a nivel federal. Parece una aspiración natural y por qué no, hasta legítima; pero lo más interesante será medir la fuerza de un bien posicionado político local, pero ahora sin el apoyo de esa aplanadora que se llama Morena. Veremos.

Tercera. – ¿Él no quiere o de plano no lo dejan? Qué ocurre con la carrera política de Abraham Mendoza, responsable de los programas sociales federales aquí. En este cargo sonó para ser candidato a gobernador, no lo consiguió; sonaba con insistencia como candidato a Senador y Morena prefirió al Cuau; después para diputado federal y tampoco, entonces de qué se trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *