El pasado fin de semana, la Unidad Municipal de Protección Civil, realizó un operativo de inspección y vigilancia a los sitios dónde se lleva a cabo la venta de luces o pirotécnica controlada.

La vigilancia se realizó, durante tres días; el 23, 24 y 25 de diciembre, donde se hicieron visitas a los sitios en donde se lleva a cabo la venta de luces, con el fin de dar cumplimiento a la brecha de tolerancia a la venta de éstas. Cabe recordar que en la pasada Sesión Ordinaria de Cabildo, tras propuesta de la regidora Araceli Rivera se permitió la venta de luces a comerciantes locales.

En el municipio de Tula ESTA PROHIBIDA LA VENTA DE EXPLOSIVOS, pero con el objetivo de inhibir las consecuencias que implica el mal uso de la pirotecnia, se permitió la venta de luces, a fin de apoyar a comerciantes que por décadas se han dedicado a la venta de pirotecnia.

Los operativos consistieron en dar validación a las medidas de seguridad, prohibición de venta de material explosivo y verificación de que únicamente haya en los negocios permitidos en la zona centro la existencia de luces.

La Unidad Municipal de Protección Civil, observó que en el primer cuadro de la ciudad trabajan con las medidas emitidas, pero en las comunidades y localidades venden los productos pirotécnicos sin medidas de protección.

Se acudió, y se hizo de su conocimiento que en caso de desacato, se realizará requisa del material.

El pasado fin de semana, la Unidad Municipal de Protección Civil, realizó un operativo de inspección y vigilancia a los sitios dónde se lleva a cabo la venta de luces o pirotécnica controlada.

La vigilancia se realizó, durante tres días; el 23, 24 y 25 de diciembre, donde se hicieron visitas a los sitios en donde se lleva a cabo la venta de luces, con el fin de dar cumplimiento a la brecha de tolerancia a la venta de éstas. Cabe recordar que en la pasada Sesión Ordinaria de Cabildo, tras propuesta de la regidora Araceli Rivera se permitió la venta de luces a comerciantes locales.

En el municipio de Tula ESTA PROHIBIDA LA VENTA DE EXPLOSIVOS, pero con el objetivo de inhibir las consecuencias que implica el mal uso de la pirotecnia, se permitió la venta de luces, a fin de apoyar a comerciantes que por décadas se han dedicado a la venta de pirotecnia.

Los operativos consistieron en dar validación a las medidas de seguridad, prohibición de venta de material explosivo y verificación de que únicamente haya en los negocios permitidos en la zona centro la existencia de luces.

La Unidad Municipal de Protección Civil, observó que en el primer cuadro de la ciudad trabajan con las medidas emitidas, pero en las comunidades y localidades venden los productos pirotécnicos sin medidas de protección.

Se acudió, y se hizo de su conocimiento que en caso de desacato, se realizará requisa del material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *