*Se perderían recursos, el municipio puede ser demandado y además son pocos los que se oponen, asegura el alcalde.

*Se cuenta con firmas de ciudadanos que sí quieren que se realice este proyecto. 

ATOTONILCO DE TULA, Hgo.- Si la obra no se realiza sería un detrimento de algunos millones de pesos que se irían al espacio, solo por unos cuantos, fue la respuesta de la autoridad municipal ante la interrogante de cancelar el proyecto de remodelación de la plaza principal de Atotonilco de Tula por la inconformidad que existe de algunos ciudadanos, que representan una minoría, destacó el edil Jaime Ramírez Tovar al mostrar algunas listas con cerca de 8 mil nombres y firmas de habitantes en favor del proyecto.

Aunque no sabe cómo fue el proceso de recopilación de firmas, mencionó que la mayoría de los atotonilquenses quieren el proyecto “y la mayoría manda” para la ejecución de la obra, cuya inversión es de 24 millones 689 mil 978.21 pesos, donde se han comprometido 24 millones 740 mil pesos de recurso propio del ejercicio fiscal 2023; monto que se logra gracias a una buena recaudación.

En julio de 2023 se inició con el diseño, tomando en cuenta los distintos sectores como deportistas, transportistas, tianguistas y los mismos vecinos, ganando la licitación la empresa JR representada por Jaime Redondo Salinas de Huejutla, Hidalgo, a quien ya se le otorgó un adelanto para que inicie los trabajos que tendrán una duración de 180 días naturales para culminar tentativamente el 17 de junio de 2024.

El realizar una consulta ciudadana tal y como solicitan algunos inconformes, resulta muy complejo, señala el ejecutivo local, pues el proyecto ya está y se tendría que modificar o en su defecto renunciar, lo que podría generar una penalización por parte de la empresa, perdiendo de esta manera varios millones de pesos, “pero no hay forma de que se cancele”, dice. De igual forma compartió que la invitación a la empresa contratista es que emplee gente del municipio para los trabajos.

“Es difícil conceptualizar un proyecto, no se le puede dar gusto a todos”

A pesar de que son pocos los inconformes, no se ha podido dar inicio formal a la obra y por segunda ocasión se anunció su arranque el martes 16 de enero a las 12:30 del día. En voz del director de Obras Públicas dio a conocer los detalles técnicos del proyecto integral, el cual contempla todos los sectores, basándose en la vialidad, paso peatonal y los elementos representativos del municipio como la olla, el kiosco y aro del juego de pelota. 

Recalcó que no se bloquearán accesos, sino que habrá un cierre parcial con horario programado de carga y descarga, principiante en la calle aledaña a la plaza, de igual forma se cambiarán los drenajes obsoletos. En cuanto a la tala de árboles se tirarán algunos pinos y palmeras dañados y serán reemplazados por árboles jóvenes. 

Junto con esta obra se tendrán otras alternas como la construcción de un polideportivo, para ello se acondiciona el auditorio municipal con una cancha de básquetbol, voleibol, iluminación, gradas móviles, aulas para actividades culturales y la elevación de la techumbre a siete metros, además de la pavimentación hidráulica de la calle República de Nicaragua y República de Cuba,  guarniciones y banquetas con estampado en República de El Salvador, pavimentación asfáltica del libramiento Ferrocarril Sur.

El alcalde recalcó que es difícil conceptualizar un proyecto, pues no se le puede dar gusto a todos, aun así, se está viendo de qué manera adecuar a los comerciantes y llegar a acuerdos. 

A pregunta expresa sobre un posible dueño de una parte del predio donde se ubica el auditorio municipal, el presidente municipal Jaime Ramírez Tovar dijo que no se puede hacer una inversión si no se tiene asegurada la parte legal de los terrenos, pero se tendrá que demostrar la legalidad y que una autoridad competente determine si es o no del municipio, pero hasta el momento no existe una demanda.

Accidentado arranque

Entre golpes y manotazos arrancó la obra de remodelación de la plaza principal de Atotonilco de Tula,  ello a pesar de que vecinos inconformes no permitían que entrara la maquinaria. Cerca de la 1 de la tarde a iniciativa de algunos habitantes con mazos y martillos comenzaron a derribar jardineras ante la mirada de las autoridades municipales, que optaron por dar el banderazo de inicio.

En el accidentado arranque hubo confrontación de vecinos, algunos de ellos hacían vallas para no permitir que los manifestantes pararan los trabajos, otros más se colocaban con pancartas para proteger el lugar y que no fuera derribado.

El presidente municipal, Jaime Ramírez Tovar dijo a medios de comunicación que es necesario un cambio, aún así se dijo abierto al diálogo para llegar a acuerdos con los inconformes.*NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *