Por Marisol Martínez Cruz.

Huichapan, Hgo.- Hoy visitamos el enigmático cerro ubicado en la comunidad de San Francisco, donde se encuentra una cueva a la que acuden creyentes para adorar al diablo.

El lugar está casi a pie de carretera y para llegar, del centro del municipio hay que tomar la carretera con dirección de Tecozautla, como a 20 minutos, hasta llegar al poblado de San Francisco.

Ahí, en la tiendita de Don Gumaro nos orientaron cómo llegar, pero se ofreció Roberto para llevarnos; subimos, no mucho para el punto indicado, todo verde y para donde quiera que volteamos el panorama era impresionante.

Antes de entrar a la cueva, un olor tan fuerte y penetrante, como chile o amoníaco, nos picaba en la garganta. Íbamos advertidos por Don Gumaro para entrar con cuidado porque con la humedad podría ocurrir un derrumbe en las cuevas (como ya ha ocurrido).

Ingresamos, y en la mera entrada solo encontramos una imagen grande de satanás viendo de lado, a uno de sus costados a la altura de la cabeza la fotografía de una mujer que en los ojos tenía clavado como púas; para Roberto fue algo impresionante porque dijo que esa fotografía no tenía mucho que fue colocada, él apenas había ido y no la tenía, dijo.

Las cuevas invitaban a entrar más, pero el olor tan penetrante y la advertencia de Don Gumaro nos hicieron desistir. Afuera, había muchos vasos rotos de veladoras, al pie de la imagen también botellas de cerveza que según son ofrendas que le llevan para agradecer los favores.

“A ese lugar llega mucha gente del municipio y de otros, pero lo más asombroso es que llega mucha gente a bordo de autos lujosos, ahí pasan mucho tiempo, hacen rituales y adoran al mal”, dijo Guillermina, una clienta de Don Gumaro.

Hace aproximadamente un año, un par de jóvenes robaron la imagen y a bordo de una motocicleta la trajeron paseando y en el centro del municipio hasta bailaron al ritmo de la cumbia, para algunos fue chusco, otros más condenaban a los jóvenes a un futuro incierto por jugar con la imagen del anticristo.

Ahora dicen que en el interior de esas cuevas, hay más imágenes de la Santa Muerte, de Malverde y de satanás, hay gente que dice que en las noches se ven y escuchan ruidos extraños, en ciertos días, muchas personas se reúnen para hacer rituales y brujerías, pero sobre todo llega gente de una posición económica acomodada a bordo de autos lujosos. *NI*

Por Nueva Imagen de Hidalgo

Medio de comunicación que nació impreso en 1988 y con el correr de los años se convirtió en un referente en la región de Tula del estado de Hidalgo. Se publica en formato PDF los miércoles y a diario la página web se alimenta con información de política, policíaca, deportes, sociales o toda aquella información de interés para la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *