*Humanidades para humanizar. 

Por Miguel Angeles Arroyo 

Siglo XXI: tecnología híper avanzada, carrera internacional por llevar humanos a Marte, búsqueda de vida fuera del planeta, guerra, virus aún no controlados, inteligencia artificial, aumento de la pobreza, migración, cambio climático, y un sinfín de temas que desde la llegada del COVID-19 han aumentado; por ejemplo, el énfasis en las “carreras que aportan más para la humanidad comparadas con las que irónicamente pertenecen a las humanidades.

Las carreras del área de Humanidades casi siempre son las siguientes: Arte y Diseño, Historia del Arte, Filosofía, Historia, Diseño Gráfico, Bibliotecología, Lingüística Aplicada, Lengua y Literaturas Hispánicas, Música, Literatura Dramática y Teatro, Pedagogía, Artes Visuales, Estudios Latinoamericanos, Enseñanza del inglés (Alemán, Francés, Italiano), Traducción, Letras Clásicas, etcétera

Dichas licenciaturas brindan a la sociedad profesionistas con un pensamiento crítico y reflexivo, con alta capacidad de investigación y de análisis, enseñanza, traducción, sensibilidad, creatividad, así como la facilidad de escribir desde ensayos hasta artículos especializados.

No obstante, son carreras estigmatizadas frente a otras como las del área de salud o de las ingenierías, y más en estos tiempos. Un claro ejemplo de ello es buscar en bolsas de trabajo vacantes para profesores, traductores, escritores, correctores de estilo, historiadores, músicos; el resultado será que hay pocas y muy mal pagadas. Qué se espera de una sociedad que considera que las humanidades no son relevantes, donde un filósofo es visto como un drogadicto o que un escritor es un bueno para nada. 

Una sociedad que piensa que la Ética es sólo para cursarse en el nivel básico y que el pensamiento crítico es sólo para las ingenierías o las ciencias.

Desde hace unos días, ChatGPT ha estado en el ojo del huracán de los medios de comunicación; no hay lugar donde no se hable de él. Esta inteligencia artificial se encarga de investigar, escribir ensayos, resúmenes, tesis, artículos, componer canciones, resolver problemas matemáticos, entender códigos de programación y modificarlos, traducir, y un sinfín de tareas. Sin embargo, mientras se anunciaba su gran funcionalidad para los humanos, cientos de expertos pidieron suspender la IA por meses, ya que ocasionaría desempleo masivo y un futuro incierto para los humanos.

A pesar de ser una petición lógica, el interés de estos expertos en la humanidad deja mucho que pensar sobre sus intereses propios. Pero, ¿qué trabajos corren mayor riesgo?, vendedores por teléfono, profesores universitarios de Lengua y Literatura Inglesa, profesores universitarios de Lengua Extranjera, profesores universitarios de Historia y profesores universitarios de Derecho.

Esto demostraría que las humanidades están en decadencia para los gobiernos; se busca mayor productividad y menos pensamiento, reflexión y sensibilidad.

En el diccionario de la RAE, la palabra ‘humano’ arroja cuatro significados, los cuales son adjetivos del hombre; uno de ellos dice así: “dicho de un ser: Que tiene naturaleza de hombre (II ser racional).” Mientras que la palabra ‘hombre’ apunta ocho acepciones, el primero indica “ser animado racional, varón o mujer.”

Entonces, vamos a la palabra ‘racional’ y de allí a ‘razón’, que nos hace buscar ‘discurrir’, la cual apunta seis significados, de los cuales los tres primeros son los más importantes: “inventar o idear algo, pensar o imaginar algo y pensar o reflexionar sobre algo.” Lo que nos hace seres humanos es nuestra capacidad inventiva y de pensamiento; posiblemente, la IA puede crear cosas, pero carece de sensibilidad. No obstante, el problema no son las IA, son los personajes que preferirán “emplear” a algo sin vida que a un ser finito; deshumanizar pareciera el futuro objetivo.

Por otra parte, están las ventajas de ChatGPT para alumnos, profesores, investigadores y toda persona que requiera de un texto rápidamente; empero cuántas tareas, tesis y proyectos dejarán de usar la mente humana, y al mismo tiempo, cuánto plagio habrá.

La inmediatez, al parecer, es un reflejo de nuestra sociedad actual; evitar procesos propios del ser humano como la lectura y la escritura tendría que hacernos pensar el por qué las hacen ver tan lejanas y fáciles de desplazar.

En un futuro cercano, ¿por qué tendrían que ser sustituidos más rápido los profesores, historiadores, filósofos o escritores que los físicos, médicos, científicos o ingenieros? Será porque las humanidades nos hacen más reflexivos de las injusticias propias del humano; más críticos y sensibles, siendo la sensibilidad un rasgo que se valora únicamente si genera capital para ciertas personas o monopolios, donde el ser humano no debería cuestionar, por ejemplo, su existencia.

No es negarse a las IA, sino a las personas que lleguen a usarlas para generar desinformación, satisfacer intereses políticos perversos, generar más guerra, desempleo y manipulación.

Las humanidades peligran en este mundo globalizado, y su mayor enemigo no son las IA, es el mismo hombre. *NI*

Por Nueva Imagen de Hidalgo

Medio de comunicación que nació impreso en 1988 y con el correr de los años se convirtió en un referente en la región de Tula del estado de Hidalgo. Se publica en formato PDF los miércoles y a diario la página web se alimenta con información de política, policíaca, deportes, sociales o toda aquella información de interés para la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *