Desde hace meses los vecinos de la calle Atanasio Bernal han notado que este auto de color rojo está en calidad de abandonado. Lo curioso es que el hecho se da prácticamente en pleno centro de Tula, en donde por el crecimiento de la ciudad, es casi imposible encontrar un lugar vacío para estacionarse.

A final de cuentas para evitar el mal aspecto de la unidad y ganar, aunque sea un lugar de estacionamiento en la zona centro, ojalá las autoridades de tránsito pongan atención a este caso; buscando al dueño para que lo mueva o en su defecto remolcarlo al corralón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *