*Por baja productividad se han dado despidos en el gobierno municipal de Tula y continuarán.

*Integrantes del Ayuntamiento piden trato digno a los despedidos.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

“Estaban muy saturadas las direcciones de área. Es por eso por lo que ya estamos depurando un poco. No tengo el número exacto de cuántas bajas se han dado. Pero yo creo que sí vamos a seguir”, dio a conocer el presidente municipal de Tula, Mario Francisco Guzmán Badillo con respecto a los despidos de personal.

No se han planteado el porcentaje del personal que será despedido de cada área, porque únicamente analizan sobre todo la productividad de los trabajadores y si no cumplen con ese requisito se les da de baja, explicó el edil. En promedio había entre cinco o seis personas más en las direcciones.

“Porque si se ocupan 20 personas, pues está bien, siempre y cuando tengan productividad”, añadió el presidente municipal, quien mencionó que hasta ahora no se han presentado intentos de demanda. En algunos casos los trabajadores han sido reubicados y otros, en definitiva, despedidos y liquidados.

En cuanto a los directores de área, los más recientes cambios se dieron en Ecología, donde ahora la titularidad la ocupa Anylú León Zúñiga en sustitución de Concepción Villeda. Asimismo, en la Oficialía Mayor, donde ya está al frente Itzel Morales Gómez en lugar de Catalina Fabiola Salas Ramírez, quien fue reubicada en el Reglamentos. Viridiana Reyes Pintor se hace cargo de Protección Civil municipal.

Trato digno a los despedidos

En la más reciente sesión ordinaria de cabildo varios munícipes coincidieron en solicitar un trato digno para los trabajadores despedidos, dado que algunos fueron vistos en los pasillos y además la Contraloría municipal los ponía a barrer. La síndico hacendaria Yanick Corona comentó que si ya no son útiles deben ser liquidados.

Araceli Rivera, Karla Karina Olguín, José Concepción López y Alejandro Álvarez se unieron en el mismo sentido, a fin de que a los trabajadores despedidos se les respeten sus derechos y su dignidad humana. Como respuesta, el alcalde Maro Francisco Guzmán se comprometió a darle seguimiento a la petición, pero aclaró que no es indigno barrer. *NI*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *