*El velo se comienza a descorrer en el camino a la súper jornada electoral del próximo 2 de junio. Morena el partido en el gobierno propone a Simey y a Ochoa para que sean sus abanderados al senado de la República en Hidalgo. Claro y así como están las cosas con muchas posibilidades que ambos sea nuestros representantes en la cámara alta. Merecido o no, que cada quien saque sus conclusiones. Mientras no sabemos cuándo le den la bienvenida en San Lázaro a Vero Monroy, la suplente de Cuau.

*No parece mala idea que haya una  especie que han llamado plataforma  semaforizada contra la corrupción y que presentan para en su momento discusión y aprobación en el congreso, personajes como Santiago Nieto, Tatiana Ángeles y Lisset  Marcelino. Cualquier intento para combatir ese cáncer que corroe las entrañas de todos los gobiernos, parece que debe ser bien recibido.  Porque a fuerza de ser honestos ni con partido diferente  en el gobierno,  ha disminuido este eterno problema en Hidalgo y en todo México incluidos  por supuesto sus municipios.

*Y aunque aquí no es corrupción sino robo, resulta interesante saber que se procede en contra de tres elementos de la policía estatal, quienes están acusados de despojar de sus pertenecías a un ciudadano en plena carretera, pues su unidad se averió  y a quien lejos de apoyar, pues ¡sopas! Desafortunadamente no es el único caso; el tema del huachicol por ejemplo, se ha insistido  en que el día que se combata  con eficiencia, aquí sí la  corrupción, en todos  los cuerpos de seguridad , las cosas van a cambiar. Aquí está la clave, sin duda.

*Aclara el gobierno de Tula que sus munícipes no son quienes más alto salario perciben entre los 84 ayuntamientos de la entidad. Tal vez no les falta razón al precisar dicho dato, de lo que tampoco hay duda es que la población no ve nada bien un incremento tan alto en sus percepciones, sobre todo cuando los resultados quedan en entredicho. Casi todos creemos que los regidores  ganan mucho y hacen poco (por no decir que nada). Sería excelente que los legisladores le metieran la mano a estos temas. La gente lo agradecería.

*Y es que además del nulo trabajo de la gran mayoría, hoy se ha insistido que varios de sus integrantes ya traen la cola larga desde el gobierno que encabezó Badillo. Y bueno si el edil se fue hasta donde todos sabemos, si alguien más la debe, pues ya se tardaron. Y a todo lo anterior habrá que agregar que el excesivo número de regidores o munícipes. En Tula estamos hablando de 22 personas entre regidores, síndicos y presidente.  Si el congreso lo dejara en la mitad (11) parece un número adecuado. Menos grilla, menos sueldos, etc.

*No hay duda que a veces al tratar de justificar lo injustificable o de apaciguar la crítica, al referirse al tema los involucrados hacen más ruido que cuando se da a conocer justamente el asunto. Por ejemplo el edil de Minera de la Reforma puso el grito en el cielo porque un organismo que depende de la UAEH, SUMA por sus iniciales, lo califica, junto con el de Tula y Pachuca, como de los que perciben más altos salarios; el asunto es que Israel no refuta el señalamiento sino que se queja de que la máxima casa de estudios realiza esta tarea para golpetear a los adversarios. No dudamos que sea cierto, pero no es el tema, el asunto de la alta percepción ni lo toca en su pretendida defensa.

*Por cierto que al interior del gobierno de Tula nos dicen varias voces que la grilla está de a peso. No sabemos si es falta de interés del jefe o que su equipo de trabajo es para lo que salieron buenos. Por mientras se sabe que el de los dineros se va por falta de título que lo acredite como  profesionista avezado en los temas propios de ese encargo. Otro, el de cultura también se fue desde hace ya varios días y aquí trasciende que la razón es porque el susodicho tiene la costumbre de trabajar a medio gas y sin que nadie lo presione.

*Ayer 22 fue el día del policía. Claro nuestras sinceras felicitaciones para mujeres y hombres que a nivel federal, estatal y municipal honran tan noble, peligrosa e importante carrera. No es nada sencillo y en estos tiempos en donde la inseguridad es a no dudarlo el problema que más preocupa a los tres niveles de gobierno en casi todo el país; entonces  el papel del  policía como el primer  filtro contra los malosos es primordial y muchas veces los guardianes del orden deben enfrentarlos sin equipo, sin preparación, a veces coludidos. En fin que nada sencilla la labor. Pero ¡felicidades¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *