*Hay rumores de que ya se perdió ese recurso, por lo que en la asamblea de elección de delegado se propuso una reunión con el titular de CAPyAT.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

El proyecto del pozo de agua potable llamado Tula 1 y que se ubica en la colonia Iturbe, así como la inseguridad, fueron los temas que salieron a relucir durante la asamblea de elección de delegado municipal en la Unidad Habitacional Pemex (UHP), en el que resultó ganador el señor Héctor Felipe Sánchez.

Vecinos manifestaron su preocupación por que ya aportaron por casa 3 mil pesos que el gobierno municipal les pidió para el proyecto y que pagaron directamente en la Tesorería municipal, esto cuando todavía estaba en el cargo de presidente, Manuel Hernández Badillo.

Ahora que no está y que su lugar lo ocupa Mario Francisco Guzmán Badillo, hay inquietud por cuanto al proyecto del pozo que continúa sin funcionar. Aunado a que los vecinos también aportaron 250 pesos para el festejo por la inauguración del pozo. Es lo que le reclamaron al delegado municipal saliente, el doctor Efraín Cervantes.

Le pidieron un informe de su gestión al frente de la delegación municipal, pero tanto el regidor Kim Ramos como la oficial mayor Itzel Morales Gómez se negaron a ello, con el argumento de que la convocatoria se dio únicamente para la elección. Exhortaron al doctor Cervantes a convocar a los vecinos en otra fecha para una asamblea en la que pudiera informar.

El regidor Kim Ramos agregó que forma parte de la comisión del agua potable dentro del Ayuntamiento y propuso una reunión con el delegado saliente, el entrante y el director de CAPyAT, para que éste último informe el estatus del proyecto, a fin de que después la información sea compartida con los vecinos de la Unidad Habitacional Pemex.

Sobre todo, porque hay rumores respecto a que el dinero aportado por cada jefe de familia de las casas se perdió. De ahí la importancia de que les expliquen el estatus del proyecto. El agua es un tema importante, porque la colonia ya llevaba varias semanas sin ella y tenían que recurrir a la compra por medio de pipas. El domingo 14 de enero, un día después de la asamblea de elección, comenzó a llegar el vital líquido.

La jornada electoral no estuvo exenta de cuestionamientos, dimes y diretes, sobre todo entre los seguidores de uno y otro candidato: Héctor Felipe Sánchez y Jorge López. Al final de cuentas ganó el primero con 120 votos a favor y el segundo obtuvo 79. Dos votos se anularon, por lo que en total participaron 201 vecinos.

Entre las propuestas del ganador se encuentran precisamente darle seguimiento al tema del agua, la seguridad y las calles en mal estado, pero con la participación de todos para poder levantar a la colonia. Cabe recordar que Héctor Felipe Sánchez ya había ocupado el cargo de delegado municipal de la UHP. *NI*