Como desde hace más de 30 años, el jueves 4 por la noche se empezaron a instalar los puestos ambulantes en varias calles del centro de Tula para la  tradicional “Feria del Juguete” que funciona todo el día 5 y hasta las primeras horas del sábado 6. Son cientos de comerciantes para dar servicio a miles de Reyes Magos. Desde siempre opiniones a favor y en contra, por las molestias que origina el cierre de vialidades, la basura que generan y el riesgo de una conflagración porque los puestos de comida cada vez son más y todos en instalaciones provisionales con el manejo del gas y la energía eléctrica. Ojalá que el próximo presidente municipal resuelva este tema, comprando o rentando un terreno amplio y bien comunicado para este evento y otros parecidos. Por mientras tal vez no sea mala idea ocupar la explanada del jardín municipal, la del teatro al aire libre y la calle de Juárez, todas peatonales para no cerrar cada vez más calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *