• nuevaimagendigital3

*Ya vienen las luciérnagas.

Al comenzar junio recordamos que nos han dicho que a partir de este mes vamos a poder ver, disfrutar y apreciar las luciérnagas, pues comienza también oficialmente la temporada de lluvias -a pesar de los cambios por el calentamiento global- que finaliza normalmente por septiembre, aunque –insistimos- los cambios nos llevan a que en plena temporada de aguas nada o muy poco llueva y antes o después caigan fuertes aguaceros. Pero mientras nos vamos con lo que aprendimos de nuestros padres y en los libros de ciencias naturales.

Las luciérnagas también llamadas “bichos de luz”, son insectos muy conocidos que en realidad son escarabajos, miembros noctámbulos de la familia de los lampíridos. La mayoría de las luciérnagas tienen alas lo que les distingue de otros insectos luminiscentes de la misma familia. También se les dice gusanos de luz.

De acuerdo con investigadores de la materia, se sabe que existen unas 2 mil especies de estos insectos que conocemos en México como luciérnagas. Viven en diversos entornos cálidos y en regiones más templadas y son una presencia familiar en las noches de verano.

A las luciérnagas les encanta la humedad y por ello se encuentran casi siempre en regiones con estas características en Asia y por supuesto en el continente americano. También en las zonas más secas se les puede encontrar en las proximidades de áreas húmedas o pantanosas que retienen la humedad.

Todos entendemos que las luciérnagas se llaman así precisamente por las luces que despiden, pero no es muy común saber cómo se produce su brillo característico. Tienen órganos lumínicos especiales situados bajo el abdomen. Cuando absorbe oxígeno, éste se combina dentro de las células especiales con una sustancia llamada luciferina y reacciona produciendo luz sin apenas generar calor.

Leíamos que en Tlaxcala hay un lugar que es parte de un complejo turístico llamado “canto del bosque” situado en el corazón del Santuario de las Luciérnagas y que ahora ya anuncia las fechas en que llevará a cabo sus recorridos nocturnos y los rangos de precios que tendrá. En la promoción se avisa que es necesario reservar con anticipación.

Además, para evitar daños en el hábitat o perturbar a los insectos, los grupos son controlados. Conforme se acerca la temporada los lugares son todavía más escasos, sin embargo, se sugiere ir entre semana, pues como es de esperarse los días con mayor demanda son los fines de semana.

Pero tal vez no haya necesidad de ir a Tlaxcala para disfrutar del espectáculo nocturno que nos ofrecen las luciérnagas. El año pasado, por el mes de septiembre, en una tarde-noche lluviosa tuvimos oportunidad de disfrutarlas en el camino de Tula a San Andrés a la orilla del río Rosas y de las antiguas y ya fuera de uso vías del ferrocarril.

Ahora, si deciden viajar a la vecina Tlaxcala pues les damos más datos del “canto del bosque”. El costo de acceso es de 400 pesos por persona. Esta tarifa incluye entrada al santuario , recorrido nocturno guiado, servicio de sanitarios y un lugar de estacionamiento.

También se han diseñado paquetes que incluyen además del avistamiento nocturno, una noche de hospedaje que puede ser en glamping, para una o dos personas o en cabaña para dos y hasta para cinco visitantes.

Pero le insistimos que, en Tula, y seguramente no sólo en el punto que les hemos referido entre Tula y San Andrés, es posible disfrutar del espectáculo que brindan las luciérnagas. Sólo es cosa de preguntar, sobre todo entre la gente de campo en dónde podemos disfrutar de una noche con los también llamados bichos de luz. De verdad vale la pena.

Notas breves.- Esta misma semana se terminan las campañas para la elección del gobernador en Hidalgo, jornada a realizarse este domingo 5 de junio. Por los tumultuosos cierres se confirma que la pelea por el triunfo está entre Carolina Viggiano y Julio Menchaca. Justo hasta este miércoles primero es fecha para hacer proselitismo.

Jueves, viernes y sábado son días de guardar, de meditar para quién va nuestro voto y que con él Hidalgo avance a mejores niveles de desarrollo.

Y es que viene a colación comentar de una columna periodística que escribe Nelson Vargas, entrenador de natación y hoy empresario de ese giro en la Ciudad de México, del desarrollo que observó en el estado de Querétaro en materia deportiva.

Por nuestra parte tuvimos ocasión de visitar en el estado vecino tres lugares en apenas un día en fechas recientes. Un pueblito llamado Soriano que pertenece al municipio de Colón y en donde se localiza la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores; luego Peña de Bernal y finalmente Tequisquiapan. ¡Qué turismo!

Visitantes en su mayoría nacionales y seguramente de la Ciudad de México como principal punto de origen. La gran derrama económica que esto debe generar. Los precios en los servicios para bolsillos de todos los tamaños y la gente anfitriona en su papel de buena atención para sus visitantes. Y otro dato que nos dejó gratamente sorprendidos, las carreteras en excelentes condiciones, la mayoría de cuatro carriles y también magníficas. ¡Qué envidia!

Desde hace tiempo hemos sabido de jóvenes hidalguenses que en lugar de irse a estudiar a la CDMX se van para el vecino Querétaro y allá se quedan a hacer su vida profesional. Lo que habla de otros dos factores a favor de la vecina entidad: escuelas superiores de buen nivel y suficientes y seguramente bien pagadas fuentes de empleo.

¿Qué necesitamos en Hidalgo para que vivamos una transformación de este tamaño?

Sólo como dato accesorio les diremos que, en Querétaro de sus últimos cinco gobernadores, cuatro han sido de Acción Nacional, que incluye al actual Mauricio Kuri que comenzó apenas en octubre del año pasado. También han sido Loyola de 1997 al 2003, Garrido Patrón del 2003 al 2009; el priista Calzada del 2009 al 2015 y Pacho Domínguez del 2015 al 2021.

Para reconocer y admirar al vecino estado. Ojalá el próximo nuevo gobierno en Hidalgo siguiera su ejemplo.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… En Confianza. *Ni*





51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo