• nuevaimagendigital3

“Tula se está muriendo, porque se está acabando el comercio”

*Expresaron damnificados de la inundación durante una reunión en la que acordaron ir a la Mañanera para ser escuchados por el presidente de México.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

Sin información, sin el apoyo suficiente y con la incertidumbre de que puede crecer otra vez el río Tula, así viven todavía los damnificados de la inundación del año pasado; varios de ellos comerciantes que con la crecida del afluente en días pasados hasta tuvieron que regresar por la noche a sus locales para sacar lo que pudieron o alzar su mercancía.

Esto lo expresaron durante la reunión que sostuvieron el sábado 25 de junio en el Teatro al Aire Libre, donde estuvieron decenas de personas, no las suficientes se les oyó decir, porque son muchos los que, principalmente de la zona centro de la ciudad, lo perdieron todo o se quedaron con poco; y sin recibir los 10 mil pesos que dio el gobierno federal.

Su preocupación crece más porque saben que durante agosto y septiembre Conagua suspenderá los trabajos en el río Tula, precisamente porque en estos meses llueve más. Aunque lo que ha dicho el diputado local Octavio Magaña sobre este punto es que la dependencia bajará el ritmo de los trabajos. Pero no les dan una explicación clara ni información alguna, señaló Gabriela Tovar, una de las convocantes a esta reunión, en la que estuvieron de acuerdo en que la solución pueden encontrarla con el gobierno federal.


Plantearon ir a la Mañanera que ofrece todos los días el presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestarse ante las instalaciones de Conagua en la capital del país y también el de interponer una denuncia legal como uno de los damnificados sugirió, además de que otro dijo que lo haría de manera individual, para que se quede como antecedente.

Porque “Tula se encuentra en un estado vulnerable”, “Tula se está cayendo”, son algunas de las frases que se escucharon entre los asistentes. Aparte de los discursos frente al micrófono, también comentaron que sólo con plantones o manifestaciones pueden lograr algo, por lo que incluso mencionaron el cierre de una autopista y levantar las plumas de la caseta para el paso libre de vehículos, con la finalidad de ser escuchados.

Están haciendo más ancho el río y con ello vendrá más agua, con todo lo que ello representa y el problema es de la Ciudad de México, comentaron, sin dejar de insistir que lo que realiza Conagua en el río no es viable ni es la solución. “Estamos espantados” y “el gobierno tiene una deuda histórica con Tula”, expresaron algunos y otros: “es una vergüenza que no defendamos el futuro de nuestros hijos” y “Tula se está muriendo, porque se está acabando el comercio”.


Por todo lo que aún viven, acordaron reunirse de nuevo este miércoles 29 de junio, a las 17 horas, también en el Teatro al Aire Libre, para ponerse de acuerdo con las mantas, el transporte y toda la logística para ir a la Mañanera; lo que quieren es hacerse escuchar por López Obrador, porque quizá no sabe que siguen viviendo en la incertidumbre, sin información y con las consecuencias de la inundación del año pasado.

No determinaron una fecha para ir, pero quieren que sea lo más pronto posible; no descartan otras medidas como manifestarse frente a Conagua, de interponer una denuncia penal antes de que se les acabe el tiempo o de cerrar la autopista si es necesario. *NI*

290 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo