• nuevaimagendigital3

*SU MAJESTAD PERES JEPCHIRCHIR

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

La transmisión televisiva y por redes sociales de la edición 126 del maratón de Boston, uno de los seis grandes maratones Abbott, celebrado la mañana del lunes 18 de abril del 2022, presentaba una pantalla dividida: en un costado se podía mirar a un nutrido grupo de atletas varones y en el otro a tres mujeres encabezando a su pelotón con marcada autoridad. Los comentaristas se referían a la táctica que el grupo varonil aplicaba, decían que era muy parecida a un maratón olímpico; en lo que respectaba a las corredoras no se decidían a establecer sus pronósticos, argumentaban que sería especulativo, dado el similar nivel atlético que el trío mostraba, no obstante estar presente la Campeona Olímpica de Maratón en Tokio 2020, la atleta keniana Peres Jepchirchir.

El maratón de Boston nació en 1897, en celebración del maratón de los juegos olímpicos de Atenas de 1896; organizado por la Asociación Atlética de Boston cada tercer lunes de abril en el que se celebra el “Día del Patriota”, con una distancia de 39.4 kilómetros, hasta ampliarlo a 42,195 metros en 1924, similar a la distancia olímpica del maratón de los juegos de 1908 y acatando lo establecido por la Federación Internacional de Atletismo Amateur en 1921. Como premio, los atletas recibían una corona de laurel, hasta que en 1986 se otorgaron premios en metálico.

Fue en el maratón de Boston en el que la corredora Roberta Gibb en 1966 fue la primera en completar la distancia en 3:21:40 sin estar inscrita, pues erróneamente se decía que las mujeres no podían correr tantos kilómetros. En 1967 K.V. Switzer, así inscrita, aunque con nombre Katherine, fue la primera mujer que se inscribió, corrió y concluyó la carrera; ella es la protagonista de la célebre fotografía en la que el juez de carrera Jock Semple trató de sacarla de la ruta, afortunadamente sin éxito, mientras ella corría arropada por sus compañeros.

Fue hasta 1996 que se reconoció a las mujeres ganadoras en el periodo 1967 – 1971. Roberta Gibb ganó las ediciones de 1966, 1967 y 1968; mientras que Sara Mae Berman ganó en 1969, 1970 y 1971. En 1979 la competencia fue ganada por la estadounidense Joan Benoit quien en 1984 se convirtió en la primera campeona olímpica de maratón en los juegos de Los Ángeles por delante de la noruega Grete Waitz y la portuguesa Rosa Mota.

La transmisión televisiva este tercer lunes de abril del 2022 seguía prioritariamente al contingente masculino en virtud de que se acercaban más rápidamente a la meta. Alrededor del kilómetro 34 un fuerte jalón del atleta keniano Evans Chebet dejó estupefactos a sus rivales y en solitario continuó hasta arribar a la meta con un tiempo de 2:06:51, seguido medio minuto después por Lawrence Cherono de Kenia y en tercero por otro keniano Benson Kipruto con 2:07:27; Kipruto ganó la edición de 2021 de este prestigioso maratón que, por causas sanitarias se corrió el 11 de octubre de 2021 y ganó el segundo lugar en el medio maratón de Guadalajara el pasado 20 de febrero.

De inmediato la transmisión se centró en la competencia femenil. Seguía liderando con autoridad el grupo de tres mujeres, mostrándose más fuertes la atleta etíope Ababel Yeshane y la Campeona Olímpica de Maratón en Tokio 2020 y también ganadora del maratón de Nueva York 2021, la atleta keniana Peres Jepchirchir. Ambas dejaron a su perseguidora alrededor del kilómetro 37 y corriendo al parejo devoraron la distancia. A partir de ese momento la carrera se tornó no apta para cardíacos, llena de emociones.

Yeshane dio un fuerte jalón tratando de sacudirse a Jepchirchir y esta se colocó detrás suyo con inteligencia y astucia; la corredora etíope imprimía más velocidad y la atleta keniana parecía pegada a ella, en eso un leve rozón con el pie lleva a Peres a disculparse con Ababel. El público gritaba emocionado que, aún con el frío a cuestas, llenaba las hermosas avenidas bostonianas, todavía con sus árboles despojados de sus hojas a causa de la fría primavera.

Faltaba una milla para concluir la competencia y la campeona olímpica se decidió a atacar y en solitario se lanzó unos 4 metros por delante, solo para ser alcanzada por su fuerte rival que, además, lanzó un fuerte ataque: sus musculosas piernas se movían cual pistones a cada zancada sobre el pavimento de Boston. Peres Jepchirchir es la Campeona Olímpica y no se dejó, siguió pegada a Yeshane y en una vuelta aprovechó para rebasarla por dentro de la curva. Yeshane reaccionó veloz y volvió a lanzarle un fuerte ataque, los narradores casi pierden el sentido con tantas emociones al ver que Peres es alcanzada al salir de un puente a desnivel que marca el último kilómetro de la competencia.

Ambas atletas lanzaron sus restos, Jepchirchir rebasa a Yeshane y esta se recupera y vuelve a rebasar a la campeona olímpica; se dice en la narración que estamos en la última recta de la competencia. Los especialistas no deciden quién es su favorita, aunque dejan ver que Yeshane se ve muy fuerte, olvidando que Jepchirchir es la Campeona Olímpica y haciendo gala de su fortaleza física y mental rebasa a Yeshane unos 300 metros antes de la meta, cierra velozmente y llega a la meta en un tiempo de 2:21:01 seguida por Yeshane con 2:21:05 ¡Sencillamente espectacular!

Con este triunfo que se suma a su medalla de oro en Tokio 2020, a su triunfo en Nueva York en 2021, a sus dos medallas de oro en mundial de medio maratón individual y a una de oro y una de plata por equipos en mundial de medio maratón, a sus triunfos en el maratón de Valencia en 2020 y 2016 y a su plusmarca realizada en 2017 para medio maratón, Peres Jepchirchir se convierte en la indiscutible reina del maratón ¡Larga vida a su majestad! *NI*





47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo