• nuevaimagendigital3

Sin explicación alguna, cesaron de su pensión a jubilado de Cruz Azul

*Desde el mes de diciembre ha sido un peregrinar para Jesús López Mendoza, para que le entreguen su pago que por derecho le corresponde.

Por Rosy Ángeles

Como injusticia y violación a los derechos de los jubilados de la Cooperativa La Cruz Azul, es como Jesús López Peña califica el actuar de los Consejos de Administración de las oficinas corporativas de Gran Sur, al suspender sin explicación alguna el pago de pensión que su padre, Jesús López Mendoza, percibía de manera mensual desde 1994, año en que se jubiló. Menciona que a partir de diciembre de 2021 su padre, un adulto mayor de 84 años, con problemas de salud, dejó de recibir ese recurso que por derecho le corresponde.

El socio jubilado número 1000 ingresó a laborar a la planta Hidalgo en 1954 y después de 20 años como socio, se retiró, por lo que su pensión es lo único que tiene para vivir y ahora son sus dolencias, tratamientos médicos y sin recursos, se puede complicar la situación, señala Jesús López Peña. Después de que le suspendieron la pensión a su papá, se trasladó junto con él a las oficinas corporativas de la Ciudad de México el 10 de enero de 2022; más de una hora de espera sobre la banqueta para que saliera una persona que dijo llamarse Alfredo González, Coordinador de Vigilancia, éste les comunicó que serían recibidos con previa cita y tenían que llamar para concretarla.

A partir de esa fecha para Jesús López, hijo, ha sido un peregrinar para ser atendido por los Consejos que no han dado una respuesta, solo se limitan a decir que les llamaran por teléfono, pero esto no sucede. Una infinidad de ocasiones ha tratado de concretar un acercamiento, pero no ha tenido éxito, sólo el 20 de enero logró comunicarse a la extensión del Ing. Jorge Cruz Romero, fue atendido por Vanesa Barrón quien le informó que el ingeniero se comunicaría con ellos, sin hasta el momento tener noticias de él.

Su padre siempre se ha mantenido al margen de los problemas que existe al interior de la cooperativa, no ha hecho ninguna acción en contra de nadie, por lo que no vale que lo castiguen por un conflicto que nada tiene que ver con él, pues no es moral, ni legal que le suspendan la pensión a un jubilado, menos sin causa y sin dar explicaciones, es un derecho ya ganado y no tiene que estar rogando a nadie para que le paguen su dinero.

Recordó que el mes de diciembre se comunicó con un familiar, José Luis Ortiz Peña, que ostenta el cargo de secretario de la Comisión de Conciliación y Arbitraje de la Cooperativa y le dijo que la acción emprendida hacia su padre se debe a las actividades de su hermano, Adrián López Peña, por estar en contra de la administración de Antonio Marín y Víctor Velázquez. Considera que, si su hermano está en contra de los Consejos, es decisión de él y no tiene que afectar a su padre, "en ningún lugar se ve que los padres deben pagar las penas de sus hijos" destacó.

Otros jubilados y viudas también inexplicablemente les quitaron su pensión, no sabe de quién fue la decisión de cortar cabezas sin preguntar y realmente tener fundamentos, pues pareciera que están actuando por venganza. Pide se reconsidere la suspensión de pago a los jubilados, personas que hoy están indefensas y que esperan les retribuyan sus pagos.

A los socios activos les solicita que no dejen que unas personas o un grupo de personas tomen decisiones para afectar a los demás, si van a lograr el objetivo que quieren, que no sea pisoteando a los demás, no se vale lograr un objetivo pisoteando a los más débiles, en este caso a los pensionados, es lo más ruin dentro de una administración de cualquier empresa, más de una cooperativa que nació con los mejores principios, finalizó. *NI*




96 visualizaciones0 comentarios