• nuevaimagendigital3

*Sí a la feria.

Por Magda Olguín

60 millones de pesos aproximadamente son las pérdidas económicas que ha tenido Tula los últimos dos años por la cancelación de la Feria San José debido a la pandemia; para el comercio del centro de la ciudad y para los artesanos de Zona Arqueológica y Plaza de las Artesanías, son días de buena venta ya que recordemos que se juntan las festividades del 19 de marzo con las del 21 del mismo mes, lo cual activa considerablemente la visita de turismo regional, nacional e internacional a la zona.

¿Cómo calculamos la derrama económica? Bueno, la manera más simple es haciendo un cálculo del gasto promedio de visitante. Hasta hace dos años el gasto promedio de un visitante regional (ese que viene de otros municipios cercanos) es de 250 pesos por persona; un visitante nacional que sólo viene de entrada por salida $350; los que pernoctan gastan alrededor de 550 pesos sin contar la estancia de hotel. Esto lo multiplicas por el total de visitantes y te da el resultado total de las ganancias por fin de semana o los días que tengas considerados en tu muestra. Antes de la pandemia la feria duraba dos semanas que, traducidos en fines de semana, serían cuatro días fuertes de venta para los comerciantes.

Por todo lo anterior la feria debe hacerse, es una de las pocas oportunidades que tenemos durante el año como municipio de sobresalir y brindar a los paseantes un poco de nuestra cultura Tolteca. Son tres eventos los que se realizan en esas fechas: la fiesta “pagana”( la que se realiza en presidencia) la cual es la atracción para que visitantes de otros municipios vengan a la ciudad, es por eso que se hace la inversión de artistas de renombre nacional ya que es lo que los atrae a venir a nuestra ciudad, ellos, los que vienen a visitar Tula para pasar a la feria, van primero al centro y ahí se encuentran con las promociones culturales de Toltequinox y si visitan la Catedral de igual forma tendrán un buen sabor de boca con una festividad pequeña y familiar. Por años es una acción que se deriva en cascada en Tula: los que vienen a la fiesta de presidencia, pasan al centro (gastan) y terminan la noche en la Plaza del Nacionalismo.

Ahora bien, aquí lo que le toca al municipio es garantizar la seguridad en las tres festividades, dar el espacio a los artesanos en el centro y además brindar la transparencia correspondiente de los recursos que se aprueben previamente. Es verdad, querido lector, es mucho lo que se gasta en una festividad religiosa, y es mentira cuando aseguran ganancias de ella, somos un municipio con poco presupuesto que invierte en una feria para que a los comerciantes del municipio les vaya bien, es decir, quedar tablas es ganancia para el gobierno. Es mucho lo que se invierte, sí, pero es más lo que se gana con la derrama económica que deja la gente que visita, tres millones y medio ha solicitado el edil contra 60 millones que se han perdido en dos años… al cierre de esta columna aún no se decidía en cabildo qué hacer…

La pandemia está por terminar, al menos eso nos dicen los expertos, cuidarnos, vacunarnos y tener una cultura turística responsable frente a lo que hoy estamos viviendo es algo que tenemos que adoptar si queremos salir adelante, nos queda claro que después de la inundación y el coronavirus no podemos quedarnos de brazos cruzados para reactivar nuestra ciudad. Tenemos una oportunidad de oro, no la desaprovechemos y ojalá el Gobierno Municipal tenga lo elementos necesarios para socializar el tema y así todos y todas ganemos. Escribo esta columna con los deseos de que impere el diálogo y la buena voluntad de las personas para que vean más allá del negocio, un bien común que hoy más que nunca nos hace falta.

****

El 26 de febrero cumplo 17 años de casada, sirva esta columna como un merecido reconocimiento a mi esposo, que, dicho sea de paso, ha contribuido considerablemente en lo que en mi persona he logrado hasta ahora…al final de la vida eso es el matrimonio: convertirse en equipo, aprender del otro, perdonar las faltas y seguir luchando por una meta en común: ser felices juntos. Felicidades Joy.

Mis redes sociales están abiertas para usted Magda Olguín en FB y @malenitaol en twitter e Instagram. *NI*





138 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo