• nuevaimagendigital3

*RELIEVE TOLTECA DE TLÁLOC, DIOS DE LA LLUVIA, EN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE TULA.

Por Carlos Hernández Reyes

Investigador del Centro INAH-Hidalgo

En la Zona Arqueológica de Tula, al noroeste del Juego de Pelota 2, se localiza un afloramiento rocoso de basalto en que se encuentra un relieve, casi desconocido, que representa a Tláloc, dios de la lluvia.

La deidad está grabada en dos rocas encimadas, en la de abajo que es de forma rectangular aparece el rostro y en la de arriba, de forma triangular, el tocado.

El rostro está representado por dos círculos que forman las típicas anteojeras de este dios, separados por dos leves franjas verticales a manera de nariz y abajo se encuentra la banda labial que le cubre la parte superior de la boca; y que termina a los lados en forma de gancho. En la parte inferior de la banda labial se observan cuatro colmillos.

Ocupando casi la totalidad de la superficie de la roca de arriba aparece el tocado formado por un moño horizontal, que apenas se distingue, con dos proyecciones laterales y arriba el gran tocado semioval central formado por tres franjas paralelas y se le sobreponen en el centro dos arcos semiovales laterales que completan el tocado.

Los ojos, la banda labial y el tocado están representados de manera semejante a cómo aparecen en los vasos Tláloc toltecas que encontró el investigador francés Desiré Charnay en Tenenepango, en un adoratorio al dios de la lluvia situado en una ladera del Iztaccíhuatl, en la cuenca de México.

Los petrograbados de Tláloc, en acantilados y rocas aisladas y en lo alto de los cerros los continuaron los aztecas en la Cuenca de México, aunque más estandarizados y esquemáticos, como el que está labrado en una peña del cerro del Judío de la colonia Magdalena Contreras, de la ciudad de México, donde en un afloramiento rocoso cónico se encuentra grabada la cada de Tláloc con sus anteojeras, banda labial, nariz trenzada y colmillos.

Los aztecas continuaron también la manufactura de jarritos Tláloc, como los de Tenenepango, que encontró Charnay aunque más burdos, y que se localizan en la parte alta de los cerros en rústicos altares de piedras sueltas, que era donde Tláloc y sus ayudantes los tlaloques preparaban las nubes para que lloviera, al decir de fray Bernardino de Sahagún en su libro Historia de las cosas de Nueva España. Gran número de estos altares construidos en lo alto de los cerros han sido localizados en el Estado de Hidalgo. *NI*

PIES DE FOTO

Afloramiento de basalto localizado al poniente del juego de pelota 2.

Tláloc representado en un petrograbado de la zona arqueológica de Tula

En una roca de la zona arqueológica de Tula aparece Tláloc

Vaso Tláloc de Tenenepango. Sala Tolteca del Museo Nacional de Antropología.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo