• nuevaimagendigital3

*Rayo, relámpago y trueno.

Las descargas atmosféricas representaban una fuente de especulaciones y asombro. Ahora se sabe que, por lo general, surgen entre las nubes y el suelo cuando se acumula demasiada humedad. Es decir, ocurren de un modo parecido a un corto circuito en un aparato o línea eléctrica.

Asimismo, la diferencia entre tales elementos radica en lo siguiente: Rayo es la descarga eléctrica que produce la fricción entre las nubes y la tierra. El relámpago es el destello luminoso que produce dicha descarga. El trueno es un fuerte sonido que se genera tras el relámpago.

A mediados del siglo XVIII, Benjamín Franklin demostró por primera vez la naturaleza eléctrica del rayo. Al elevar una cometa durante una tormenta fue capaz de dirigir una descarga atmosférica hasta un condensador (botella de Leyden), donde se almacenó una carga similar a las producidas por fricción.

Huerto en casa, tareas habituales

Cuando ya se tiene una composta hecha o comprada, así como la cantidad de recipientes para el cultivo de plantas, sólo es necesario conocer el sistema de riego. Esta será la tarea que requerirá más tiempo y de las más delicadas.

El cultivo requiere un control exacto de la temperatura, siempre debe estar húmedo, ajustarse a la época del año que inicie y a las verduras que se estén tratando.

Se puede regar de forma manual cuando hay 3 o 4 macetas; en caso de que no haya tiempo para el riego, se debe poner dentro de la maceta una botella de plástico al revés, con la boquilla tapada con una esponja, ésta quedará 5 centímetros fuera y 5 centímetros dentro, para que mediante goteo humedezca la tierra. También puede colocarse dentro de la tierra una botella con agua y con pequeños orificios para que riegue poco a poco la tierra.

Las hortalizas de hoja ancha (acelgas, lechugas) y con grandes flores (coliflor, brócoli) necesitan más agua. Para las hortalizas de fruto (tomate, calabacitas) hay que disminuir la cantidad de líquido durante su floración para no causar daños.

Jengibre para la digestión

Es un poderoso remedio natural para sentirse mejor y sobre todo, para mejorar la digestión, ya que estimula la producción de los jugos digestivos, favorece el tránsito intestinal, previene el estreñimiento y hasta el mal aliento.

Se recomienda después de los alimentos, masticar un par de rodajas de jengibre fresco, o bien, para aliviar la hinchazón estomacal y evitar los gases que pudieran producirse tras una comida copiosa, preparar una deliciosa infusión de jengibre con sabor alimonado.

La mala digestión provoca todo tipo de molestias abdominales, hinchazón, diarreas, vómitos y malestar general. *NI*






3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo