• nuevaimagendigital3

Que se reubique la antena de telefonía celular

*Piden vecinos de Pueblo Nuevo en Tula que se oponen a la operación del aparato que instalaron en la azotea de un salón de fiestas.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


Insisten vecinos de Pueblo Nuevo en estar en contra de la instalación de la antena de telefonía celular sobre una propiedad privada, en zona urbana de la comunidad y para la cual no hay permisos por parte de la delegación, además de que no cuenta el aval que pudiera haber emitido el ejido pues no se trata de una zona ejidal.

A pesar de que el tema ya había sido ventilado durante sesiones de cabildo en Tula y en la última de ellas se acordó que se iría a mesas de trabajo, los vecinos decidieron el viernes anterior acudir con cartulinas en mano a la presidencia municipal, donde fueron atendidos por el secretario municipal Jordan Gerardo Lara.

En el gimnasio de la Unidad Deportiva los escuchó, mientras que en la duela techada se llevaba a cabo un evento donde estaba el alcalde Manuel Hernández Badillo. Jordan Gerardo Lara los escuchó y dijo que era un tema que ya tenía el Ayuntamiento como un asunto para atender.

Vecinos manifestaron su sentir por cuanto a la pretendida antena pues aseguran que le traerá problemas a la salud. En sus cartulinas se podía leer que pedían la renuncia de la titular de Obras Públicas del municipio y su malestar por la falta de atención a ese asunto que para ellos es de gran importancia.

Lara Cervantes les pidió integrar una comisión de dos o tres personas para que entraran a la mesa de trabajo que ese mismo viernes se llevaría a cabo por parte de la comisión a la que se le turnó el asunto. Les explicó que se analiza toda la situación y ver si cuentan con todos los permisos, porque de caso contrario no se permitirá su funcionamiento.

Pero también dijo que no pueden ser prepotentes porque hay derechos que también tienen los que quieren echar a andar la antena. Pidió saber si hay otra opción para la antena, porque es cierto que en muchos lugares no hay señal para la telefonía celular y no se puede negar su utilidad.

Uno de los vecinos dijo que ya propusieron la zona ejidal o zona no tan habitada; es decir, está abierto el diálogo porque no hay cerrazón; en el lugar que quieren, en la azotea de un salón de fiestas no es posible por una posible caída de la antena, sin mencionar ya los daños a la salud.

Consideran que no hubo un estudio previo por parte de Protección Civil, porque como ya lo han dicho si hay un estudio de una institución como la UNAM que compruebe que no daña a la salud, entonces no habría inconveniente, pero insisten en que no se analizó previamente. Dijeron que el ejido ya se echó para atrás en el permiso que había otorgado.

Lara Cervantes aclaró que por ningún motivo estará nadie por encima de la ley y por ello dijo que también era necesario reunirse con la empresa. Vecinos comentaron que la reubicación sería lo mejor, aunque no quitan el dedo del renglón en cuanto al daño que podría causarles a la salud hasta que les demuestren lo contrario. *NI*



38 visualizaciones0 comentarios