• nuevaimagendigital3

Producción de maguey, necesario para los negocios

*Porque no sólo sirve la planta para el pulque sino también para la preparación de platillos y más.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

En Tula hay 32 tlachiqueros detectados por el área de Desarrollo Agropecuario municipal, quienes se dedican al trabajo de extracción de aguamiel y la producción del pulque, dio a conocer el titular de la dependencia que pertenece a Desarrollo Económico, el subdirector Inés Eulogio Casas Flores.

Y poco a poco se recupera esa actividad y sobre todo la siembra de esta emblemática planta que no sólo permite contar con la tradicional bebida, sino que también se utiliza, específicamente sus pencas, en la elaboración de la barbacoa y el ximbó, pero además es la casa de los chinicuiles y la membrana de las pencas se usa para envolver los sabrosos mixiotes.

El subdirector de Desarrollo Económico informó que han trabajado con la Secretaría de Agricultura del estado, por la solicitud de habitantes de Tula de plantas de maguey; el 16 de marzo se entregaron 4500 ejemplares plantas y además tienen el programa de la Ruta del Pulque, a fin de poder trabajar con los tlachiqueros, productores de maguey y los comercializadores del pulque para poder reactivar el cultivo que es prehispánico.

El programa consiste primero en ubicar a cada tlachiquero en el municipio de Tula y su ubicación para poderlos visitar, conocer y difundir su producto. Trabajan ya en las comunidades de Xochitlán de las Flores, San Antonio Tula, Xitejé de Zapata y Bomintzhá, que son las de mayor potencial en cuanto a la producción del pulque.

En el occidente de Tula que es una zona de temporal hay comunidades como Santa María Macuá, San Miguel de la Piedras 1a y 2a Sección, Michimaloya, Xijay Michimaltongo, que se pueden incluir porque son semidesérticas y es donde el maguey puede salir adelante.

En la zona norte de Tula la gente se dedica más a la producción de granos básicos como maíz, frijol, hortalizas, forrajes como avena, cebada y alfalfa; y en la parte sur se dedican más a los forrajes, al maíz y frijol.

Explicó Casas Flores que se dan varios eslabones en torno al maguey, porque unos se dedican a la producción del maguey y otros a la elaboración del pulque, mientras que unos más a la comercialización de la tradicional bebida. Ya se viene la temporada del colonche, bebida exclusiva o especial que se prepara con dos productos de temporada: el pulque y la tuna roja.

Referente a las ferias o festivales del pulque comentó que se hacen muchos eventos de este tipo, como el de San Antonio Tula que se realiza en la exhacienda; donde ha visto que mayor número de jóvenes se interesa por esta bebida, ya sea natural o el curado. Considera que el consumo aumentará porque está renaciendo el gusto.

No a todos los festivales los invitan como parte del área agropecuaria, como es el caso del reciente evento realizado en Pueblo Nuevo; sí invitaron al presidente municipal y al área de Cultura. Sin embargo, dijo que están abiertos a quienes gusten acercarse, “de hecho tenemos contacto con los delegados y los comisariados ejidales a quienes les damos la información, entonces depende de ellos”.

No descarta el subdirector trabajar con Turismo municipal para crear la ruta del pulque para los visitantes. También están por firmar un convenio con la Universidad de Chapingo para que vengan a realizar estudios de suelo, análisis dermatológicos del pulque, de las plantas, de las plagas y todo esto para que los estudiantes puedan elaborar sus tesis o a realizar sus estadías.

A pregunta expresa sobre la deforestación de la planta del maguey, dijo que ya hay personas que le están invirtiendo a la siembra porque lo ven como un negocio. Cuentan en el área con un documento que se llama “Guía para el transporte de pencas de maguey” y la gente que se da de alta con ellos reciben el apoyo con este documento.

Hay negocios de comida en cuya preparación utilizan pencas de maguey como La Palapa ubicada en Michimaloya, cuyos propietarios se han interesado en plantar lo más que se pueda. También en un rancho en San Antonio hay una persona que se dedica a producir maguey en grandes cantidades.

Otras más se acercan al área interesadas en recibir orientación, como en el caso de un vecino de Xitejé de Zapata y otro de Xochitlán de la Flores, porque ellos venden cada mes entre 100 o 150 pencas, en ocasiones cada semana o cada quincena. Por ello, así como venden trasplantan porque se trata de un negocio. La ventaja de la planta es que requiere de un mínimo de agua para sobrevivir. *NI*



63 visualizaciones0 comentarios