• nuevaimagendigital3

*PEPE ARTEAGA EN TULA.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

“¡Tocayo que gusto me da saludarte después de tantos años!” Me dice Pepe Arteaga brindándome un abrazo con mucho afecto la tarde del jueves 21 de abril, cuando tuve el gusto de verlo en casa de don Agus, atendiendo una generosa invitación de su hijo Axel, estimado amigo y compañero de capacitaciones.

“Vine junto con Michael Daniels a visitar a las autoridades municipales de Tula, nos reunimos con el alcalde Manuel Hernández Badillo y la titular del DIF doña Karina Mejía. Ahora con el alcalde Agustín Hernández y regidores de Atitalaquia; pues el deseo de la Asociación de Ciudades Hermanas Benicia - Tula es retomar las visitas de intercambio entre jóvenes de esta región y jóvenes de Benicia. Las visitas permiten a nuestros jóvenes conocer otro idioma, otra cultura, otra forma de vida. Los jóvenes de aquí se hospedan en casas de familias de Benicia y los de allá se hospedan en casas de familias de Tula por quince días ¡Ya son 43 años de llevar a cabo este programa!” Dice Pepe muy efusivo.

Pepe Arteaga es un personaje infaltable en la historia de Tula, vecino de esta tierra desde su tierna infancia, pues nació en Querétaro de Arteaga. “Nada que ver mi apellido con el General Arteaga a quien el estado vecino debe su nombre”, dice risueño, hasta que a los 17 años emigra hacia los Estados Unidos. Mientras atiende a sus amistades de hace muchos años y a las nuevas amistades que al momento va creando, comparte los momentos relevantes de la trayectoria de su vida.

Gustoso afirma que sus amistades lo tratan con mucho cariño y él caballerosamente les corresponde, ya charlando, ya posando para una foto o para un video, ya probando un taco con salsa o bailando alegremente un jarabe. “Ya tengo 84 años, tocayo, afortunadamente estoy muy bien de salud, lo mismo que Heide, mi esposa”, dice emocionado, para, enseguida llenar de elogios la hospitalidad de Emma y de Akari, nuestras magníficas anfitrionas de esa tarde, que visten hermosos trajes típicos.

La hermandad de Benicia y Tula se ha fortalecido gracias al trabajo que realizan los integrantes de la Asociación Tula - Benicia A. C. encabezada por don Rogelio González Paredes, quien acompañado por su hermano el profesor Alfonso, el licenciado Venancio Velázquez, don Rodolfo Martínez y sus respectivas familias, comenta: “Por motivos sanitarios, hasta el próximo año reanudaremos las visitas que en el día de la independencia ambas asociaciones realizamos; un año en Benicia y el siguiente en Tula. No obstante, las familias interesadas en las visitas de intercambio para sus hijos, jóvenes mayores de edad, pueden acercarse con nosotros para conocer más información al respecto e irse preparando para que vayan a conocer Benicia y reciban a jóvenes de allá.”

“Hemos tenido bastantes actividades. Yo quería saludar a todos mis amigos de Tula, pero no tuve esa oportunidad; envío saludos con mucho cariño a mis amigos entrañables: Miguel Pérez Arroyo, Olguita, los Óscares, Guadalupe, Tavito, Jaime y Vero, Paciano, Gadoth, Verito y a quienes estuvieron junto a ella en el Concejo; al comandante Chávez y a mis amigas policías que se capacitaron en Benicia hace tres años. Actualmente estamos gestionando para que los bomberos de Tula también puedan ir a recibir capacitación. Nosotros los queremos mucho, somos sus hermanas y hermanos de Benicia y sabemos que ustedes también nos quieren muchísimo”, expresa con ternura Pepe Arteaga.

No es repetitivo abundar en los beneficios que la hermandad entre Benicia y Tula ha conseguido: camiones y equipo para bomberos; una ambulancia; un mural en la plaza de vinculación de la UTTT; apoyo urgente para damnificados de la inundación del 6 de septiembre de 2021 que la Asociación Tula – Benicia entregó inmediatamente en respuesta a la emergencia. Así como capacitación para servidores públicos de Tula. En Benicia hay una bonita rotonda con los nombres de ciudades importantes de todo el mundo y la distancia en millas y en kilómetros que las separan de la ciudad, en ese conjunto está el nombre de Tula y los más de 3 mil kilómetros que nos separan.

En el 2019 se inauguró un bello mural, montado en un muro externo de la biblioteca pública, para celebrar 40 años de amistad entre Benicia y Tula; fui muy afortunado por acudir en representación del entonces alcalde Gadoth Tapia y más afortunado aún por develar la placa conmemorativa junto a la entonces alcaldesa Elizabeth Patterson e integrantes de las asociaciones Benicia – Tula y Tula – Benicia.

“El general Mariano Guadalupe Vallejo Lugo fue un importante personaje del siglo XIX en California, sobre todo en su parte norte. En 1832 contrajo nupcias con Francisca Benicia Carrillo, integrante de una acaudalada familia originaria de San Diego. A lo largo de su vida el general Vallejo adquirió grandes porciones de terreno y al cederlo para construir ciudades estableció que llevarían el nombre de sus seres queridos. De esa forma se creó Benicia en 1850 como parte del Condado de Solano en California,”, explica didácticamente Pepe Arteaga.

Tula ha correspondido poniendo el nombre de Benicia al puente que une a la UHP con la calle Leandro Valle, el cual se convirtió en vehicular en la administración de Jaime Allende. Erigiendo una placa sobre la calle Zaragoza en memoria de cuatro décadas de amistad entre las dos ciudades en la administración de Gadoth Tapia. Y en la administración del Concejo Interino que encabezó Verónica Monroy se construyó un jardín botánico en uno de los prados de las instalaciones del Sistema DIF Municipal en El Crestón, que en ese momento dirigía Lilí Aguirre, poniendo en un pedestal el primer camión que el Departamento de Bomberos de Benicia donó a Tula.

“Jardín botánico: “Bomberos de Tula y de Benicia” Honrando 41 años de hermandad y colaboración entre los heroicos cuerpos de bomberos de las ciudades de Tula y Benicia. Concejo Municipal Interino. Diciembre del 2020.” Se puede leer en la placa del citado espacio inaugurado el 10 de diciembre del 2020 y cuya ceremonia protocolaria fue transmitida en vivo.

En Benicia la miraban: Pepe Arteaga, quien comentó: “Muy bien, la pondremos en el periódico. Gracias y notificaremos a todos”. Steve Young, el alcalde de Benicia, escribió: “Esta mañana vi esa bonita inauguración. La voy a compartir en el muro de Facebook de Benicia para que la vean todas las personas.” Josh Chadwick, jefe del Departamento de Bomberos de Benicia escribió: “¡El personal de bomberos de Benicia está presente y viendo la ceremonia!”. Elena Muñoz, secretaria de la Asociación Benicia – Tula exclamó: “Muchas gracias a todos los que participaron en este evento conmemorativo de la unión de los cuerpos de Bomberos de las Ciudades hermanas de Tula de Allende, Hidalgo y Benicia California.” La Bióloga Betsy Radtke, quien fungió como directora de intercambio de la asociación, hizo el siguiente comentario que aprovecho como rúbrica de esta columna: “¡Vivan Benicia y Tula!”. *NI*



67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo