• nuevaimagendigital3

*Otra reforma eléctrica.

Por Magda Olguín


A finales de septiembre pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el envío de una iniciativa de reforma constitucional al Congreso con el fin de fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en donde esta tendría el 54% de la participación en el mercado, mientras que los privados tendrían el 46% de participación.

Dentro de la iniciativa se contempla la desaparición de la Comisión Reguladora de Energía (CRE); y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Mientras que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) pasará a formar parte de la CFE. Además, se reformarían los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

Para empezar, el cambio en el artículo 25 propone que el sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, “las tareas estratégicas que se señalan en el artículo 28 y que no constituirán monopolio las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva”. Esto incluye a Correos de México, Telégrafos, Radiotelegrafías, metales radioactivos, litio y demás minerales estratégicos; así como la generación de energía nuclear, electricidad, y la exploración y extracción del petróleo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pasará a ser organismo del Estado con personalidad jurídica y patrimonio propio, y tendrá a su cargo la responsabilidad de la electricidad y el sistema eléctrico nacional, así como su planeación y control. Además, será autónoma en el ejercicio de sus funciones en su administración y estará a cargo de la ejecución de la transición energética en materia de electricidad. En otras palabras, pasará de ser una empresa productiva del Estado a un organismo del Estado.

En el 2013 en la reforma que hizo el entonces presidente Enrique Peña Nieto se le dio el estatus de empresas del Estado a la CFE para poderla dividir, fraccionar y crear nueve subsidiarias, cuatro filiales y cuatro unidades de negocios. La reforma actual propone que se integre nuevamente la comisión como una sola empresa y que entre todas las áreas pueda haber una interconexión. Asimismo, CFE Telecomunicaciones e Internet para todos, CFE Energía, CFE Internacional y CFE Capital van a subsistir como subsidiarias o filiales de la empresa, lo que busca ayudar a su productividad y a su rentabilidad.

Al convertirse en un organismo del Estado, la CFE deberá preservar la seguridad de autosuficiencia energética de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a toda la población, como condición indispensable para garantizar la seguridad nacional y el derecho humano a la vida digna. La electricidad, al ser considerada como suministro básico, tema de seguridad nacional y derecho humano, tendrá prioridad para su producción. Para garantizar el despacho de la electricidad (cuando se produce electricidad y ésta se sube a la Red de Transmisión para que todas las líneas lleguen a las casas y negocios), éste será en orden de mérito de costos de producción.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) estaba encargado de distribuir la electricidad a todo el país, y ahora se reincorporará a la CFE, sin poner en riesgo la luz de los 46.2 millones de usuarios de energía. Dentro de los artículos transitorios se señala que las funciones de los órganos reguladores, como la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos pasarán a ser parte de la Secretaría de Energía para garantizar una planeación adecuada en el balance energético y eliminar el exceso de burocracia.

Específicamente dentro de la industria eléctrica, López resaltó que desaparecerán los contratos de autoabastecimiento; por lo que apuntó que las cadenas comerciales y las tiendas de autoservicio beneficiadas por estas sociedades deberán adquirir la energía directamente a la CFE.

La ‘batalla’ del presidente Andrés Manuel López Obrador para conseguir que su propuesta de reforma eléctrica sea aprobada se prepara para desarrollarse en los siguientes días. De ser avalada, las y los mexicanos que cuentan con paneles solares en casa para su autoabastecimiento de electricidad podrían verse en problemas.

El periodista Jonathan Ruiz Torre señala en específico esta parte: “Los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado, se cancelan, así como las solicitudes pendientes de resolución”.

“Aquí lo más importante es la atención a la mayoría, a esos contratos de compraventa de electricidad que la CFE tiene con miles de personas que los firmaron por necesidad”, señala Ruiz Torre.

Diecinueve diputados del PRI y del Partido Verde definirán, en su primera aduana legislativa, el futuro de la reforma eléctrica con la que el Gobierno federal propone el monopolio del sector para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La propuesta de reforma constitucional del sector eléctrico afectará la confianza y certidumbre para la recuperación económica tanto de México como de Norteamérica, contraviene el T-MEC y crea preocupaciones sobre el suficiente suministro eléctrico para las empresas en el país, afirmó la American Chamber of Commerce of México (AmCham).

De aprobarse, aseveró la AmCHam para El Financiero, la reforma impedirá que México alcance objetivos internacionales en el Acuerdo de París, el Acuerdo en Materia de Cooperación Ambiental entre México, Estados Unidos y Canadá, en el marco del T-MEC, y el acuerdo de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable.

La AmCham no es la única que se ha pronunciado al respecto alertando lo que podría significar una nueva reforma de este tipo en el país, el Departamento de Energía de Estados Unidos aseveró que las emisiones de carbono de México podrían dispararse hasta en un 65 por ciento a la par de los costos de la electricidad si el país aprueba las reformas que otorgan al Estado un mayor control sobre el mercado eléctrico.

Y es que la propuesta de Reforma Eléctrica del Ejecutivo federal implica la cancelación de 38 permisos para importar y exportar energía a México, lo que va a provocar apagones en el norte del país, advirtieron los especialistas.

Según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se han otorgado 32 permisos de importación y 6 para exportación de electricidad, en donde las empresas privadas han invertido mil 527 millones de dólares para la instalación de plantas eléctricas a través de las cuales se realiza ese comercio internacional.

El monto de las inversiones afectadas por la cancelación de esos contratos de empresas privadas que plantea la Reforma equivale a 30 mil 807 millones de pesos, cifra que representa comprar 141 millones de vacunas contra el COVID.

La energía que compran las empresas a la Unión Americana entra por 11 enlaces que hay a lo largo de la frontera entre México y ese país, después va a las plantas de los permisionarios, para posteriormente ser inyectada al sistema eléctrico nacional, dijo el experto.

Las centrales cuyos contratos están en riesgo se ubican en Baja California, Coahuila, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y también hay dos que están radicadas en Texas y California, en Estados Unidos.

Discusiones, críticas y hasta amparos ya se prevén ante la discusión y votación de la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador que pretende, según afirma él, rescatar la industria para evitar aumentos en el precio de la luz, así como beneficiar a los usuarios del servicio.

Entender la energía como un área estratégica podría resultar positivo porque eliminaría el carácter mercantil de la electricidad y consideraría como un derecho. En ese sentido, lo público podría enfocarse a garantizar la satisfacción de las necesidades energéticas de la población que ahora mismo vive en situación de pobreza energética.

Lo problemático en esta situación es el cómo se garantiza ese derecho, porque el derecho a la energía no puede eliminar el derecho a la salud y a un medio ambiente sano. De esta manera organizaciones como Greenpeace, por ejemplo, no se opone al desarrollo de lo público en el sector eléctrico sino a las formas en que se propone su desarrollo, en detrimento de la salud de la población, el medio ambiente y la democratización de la energía a través de proyectos descentralizados…un tema que aún dará mucho de qué hablar, atentos.

Mis redes sociales abiertas para usted Magda Olguín en FB y @malenitaol en TW e IG. *NI*




0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo