• nuevaimagendigital3

No hay que desesperarse con el tema del proyecto de Conagua

*El alcalde de Tula así lo pide en cuanto a la posibilidad de reubicar viviendas, sobre lo cual no le han pedido apoyo para notificarles a los vecinos.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


Dentro del proyecto que ahora ya echó a andar la Conagua, llamado plan hídrico para el río de Tula, se contempla puntos críticos como los puentes Métlac, Zaragoza y Tres Culturas, incluso éste último se plantea retirarlo, comentó el alcalde Manuel Hernández Badillo, pero no por ello puede ir con vecinos cuyas viviendas se ubican en la ribera o márgenes de ese cuerpo de agua para decirles que los van a reubicar o a indemnizar.

Así lo dijo luego de también comentar que es muy respetuoso de legalidad y formalidad con la que se han dado por ejemplo las reuniones como la sostenida con Germán Martínez de Conagua. En ese entonces todavía estaban en proceso de licitación y hoy están ya en marcha algunos trabajos, pero dijo no poder dirigirse a las personas para decirles si las van a reubicar o no porque no tiene elementos para ello.

Reconoció que le pidieron autoridades realizar un trabajo de cabildeo como gobierno municipal con el personal o los líderes sindicales, los transportistas, para que se les comunicara de la llegada de la obra porque se compartirá el trabajo en todas las secciones sindicales. Les dijeron que terminarán los trabajos a mediados de año y que en cuanto tuvieran bien el proyecto darían más información.

Insistió en que no puede decirle a un ciudadano si su casa se va a mover o no con la obra que realizará Conagua. Tampoco si se les va a indemnizar o no, porque desconoce si tiene o no la posesión legal de la propiedad. Reconoció que el tema es complejo y por ello es necesario apegarse precisamente a la legalidad.

Esto a fin de no generar conflictos, pero en caso de que Conagua pida que como gobierno municipal notifique a tales personas que les va a reubicar, lo tendría que hacer y entrar a un proceso de verificar si tienen su escrituración o qué tanto afecta la obra, o bien la postura de los afectados.

Por el momento no hay nada al respecto, pero puede ser que para garantizar la cantidad de metros cúbicos que se requiere para el río Tula implique afectar algunas viviendas, pero ya será cuando lleguen a ese punto. Pidió no desesperarse ni adelantarse a los hechos para no tener una mala interpretación.

Dijo ser respetuoso de posturas como la del regidor Ricardo Baptista o de asociaciones civiles que quieren ser partícipes, porque su papel debe ser el de facilitador y no obstaculizar; “al contrario, si más se suman a ayudarnos con gusto lo aceptamos”.

“Nosotros estamos dispuestos a coadyuvar a que se haga lo necesario para que Tula no se vuelva a inundar; todos los tulenses debemos de poner nuestro granito de arena para lograrlo”, expresó Manuel Hernández Badillo. *NI*




5 visualizaciones0 comentarios