• nuevaimagendigital3

*La radio, uno de los medios de comunicación más confiables.

Por Miguel Angeles


El Día Mundial de la Radio, proclamado en 2011 por los Estados Miembros de la UNESCO y adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, se celebra el 13 de febrero.


Con motivo del Día Mundial de la Radio 2022, la UNESCO hace un llamamiento a las emisoras de radio para que celebren la undécima edición genere Confianza en el periodismo radiofónico.


México es un país en el que la profesión del periodismo puede ser sinónimo de riesgo, aun así, hemos contado con personalidades que han dado muestra de su compromiso con la libertad de expresión.


A través de Radio UNAM tuvimos la fortuna de escuchar una de las grandes voces del periodismo, Miguel Ángel Granados Chapa, quien emitió su Plaza pública desde 1994.


Iniciada en el rectorado de José Sarukhán, se transmitió, entre 1994 y 2011, en la radio universitaria. Desde donde hizo gala de la prosa pausada, cauta, precisa y eficaz que lo caracterizaba.


No cabían en este ilustre Hidalguense el adjetivo fácil o la voz destemplada, bastaba la precisión y el respaldo en información al extremo y el comentario fundado y directo. Así construyó un ejemplar modelo de periodismo radiofónico que exploró y ensanchó el horizonte de la “radio hablada”.


Hoy, la radio sigue siendo el medio poderoso e ideal para celebrar la humanidad en toda su diversidad y constituye una plataforma para el discurso democrático.


Justo ahora, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, impuso una multa de 197 mil 164 pesos a Radio y Televisión de Hidalgo por lo que dejó de hacer la estación XHLLV- FM 89.3 por no transmitir conforme a las pautas 665 spots durante las etapas de precampaña, transgrediendo el derecho a la información de los ciudadanos.


El derecho a la información es la garantía fundamental que toda persona posee: atraerse de información, a informar y a ser informada.

El derecho a ser informado incluye las facultades de: a) recibir información objetiva y oportuna, b) la cual debe ser completa, es decir, el derecho a enterarse de todas las noticias, y c) con carácter universal, o sea, que la información sea para todas las personas sin exclusión alguna.


Esta capacidad única de llegar a la más amplia audiencia significa que la radio puede dar forma a la experiencia de diversidad de una sociedad, erigirse como un escenario para que todas las voces se expresen, estén representadas y sean escuchadas.


Es por ello por lo que toma tanta relevancia esa voz que resignificaba el hacer periodístico a través de los micrófonos.


Granados Chapa, enseñaba con el ejemplo, y su decálogo “Ambición ética”, muestra la claridad y profundidad:


1. Nunca escriba o diga algo de una persona que no se le pueda decir a la cara.


2. Combata la ambigüedad: no insinué, no exagere, no minimice. Elija una postura y defiéndala. Un juicio no depende de la complicidad del lector sino del apego a la verdad.


3. Use las palabras precisas, no solo por la riqueza del lenguaje sintético sino para lograr exactitud en lo que uno quiere decir.


4. Evite los lugares comunes, la vulgaridad y la falsa familiaridad con los entrevistados.


5. Construya su propia opinión, aunque no coincida con los demás, y, sobre todo, si coincide con los demás.


6. No se ponga usted en el centro de la noticia.


7. No haga juegos de palabras ni sorna con el nombre o la apariencia de una persona.


8. No aspire a recompensas materiales, no acepte regalos que puedan significar un soborno, ni siquiera los más pequeños. Hay que practicar una extremada ambición ética, aunque parezca una soberbia de la virtud.


9. Considere los fenómenos en su larga duración y en toda su anchura.


10. Encuentre el camino o hágalo.


Hagamos de estas líneas las normas básicas del periodismo ético que se ha convertido en un reto en la actual era digital de alta velocidad. Sin embargo, para mantener o aumentar la confianza de los oyentes, independientemente del medio de comunicación incluyendo las redes sociales, el periodismo debe seguir basándose en información verificable que se comparta en aras del interés público, que exija responsabilidades a los poderosos y que ayude a la sociedad a construir un futuro mejor para todos. *NI*





25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo