• nuevaimagendigital3

La negativa ante las antenas de telefonía celular

*No es nuevo el tema. Ahora vecinos de Pueblo Nuevo están en contra del funcionamiento de uno de estos aparatos.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


No es nueva la oposición de personas a la instalación de antenas de telefonía celular. Desde hace años se ha informado sobre esta postura ciudadana en contra de esos aparatos que aseguran son dañinos para la salud. De nueva cuenta ahora se quejan por esta situación, en este caso en Pueblo Nuevo, municipio de Tula de Allende.

En esa comunidad se oponen a la instalación de la antena en la calle Melchor Ocampo, lote 6, manzana 40. No cuenta la empresa responsable con el permiso del delegado, debido precisamente a la inquietud ciudadana porque se trata de la zona urbana y así lo ha hecho saber Carlos García Sánchez, representante de los inconformes.

El asunto llegó al Ayuntamiento desde el 21 de enero, pero fue hasta la más reciente sesión cuando se turnó a comisiones para su análisis. Fue en esa misma en la salió a relucir la falta de un plan de desarrollo urbano y para el cual ya se destinó y pagó un recurso, pero no se los han entregado, comentó la presidenta de la comisión de catastro y tenencia de la tierra.

En tanto que Carlos García Gonzaga, regidor y ex director de obras Públicas, citó el artículo 117 de la Ley Orgánica para decir que Obras Públicas debe intervenir en el tema de la antena. Y Ricardo Baptista refirió que el tema data de hace años y que desde entonces negaron el permiso.

Propusieron que intervengan las comisiones de salud, protección civil, obras públicas, catastro, etc. Mientras que la antena, ubicada arriba de un salón de fiestas, está clausurada. La objeción para su operación es el daño a la salud, pero no hay un dictamen ni de salud ni de Protección Civil.

Por su parte, dieron a conocer los munícipes, el delegado municipal y ejido no están de acuerdo con la instalación de la antena. Cabe recordar que el tema de la oposición ciudadana no es nuevo, basta recordar que en el 2018 se dio un abierto rechazo al funcionamiento de telefonía celular Telcel en San Pedro Alpuyeca.

El argumento era el mismo: temen los daños a la salud a raíz de las emisiones de microondas radioactivas que producen ese tipo de aparatos. Incluso le adjudicaron el ser causante de cáncer y aunque nada de ellos estaba confirmado, prefirieron no correr riesgos.

Igual que en el caso de Pueblo Nuevo, en San Pedro Alpuyeca tampoco estaban de acuerdo con la instalación el delegado municipal y el comisariado ejidal de entonces.

Años antes, específicamente en junio del 2014, se dio a conocer que vecinos de La Malinche, también en Tula, se oponían a la instalación de una antena repetidora de telefonía celular de la empresa Teloram, porque trae consecuencias colaterales en la salud la emisión de ondas electromagnéticas.

Vecinos de esa colonia mencionaron en un escrito enviado al entonces presidente municipal, que la antena al expulsar ondas electromagnéticas provoca cáncer, dolores de cabeza, alteraciones en el sistema nervioso (insomnio, angustia y depresión), además de dolores de huesos y músculos.

Y en julio del 2015, vecinos de San Marcos, municipio de Tula, dijeron no a la antena de telefonía celular que se instaló en esa comunidad. Un escrito con más de cien firmas de ciudadanos se le dirigió al entonces alcalde Jaime Allende González, porque no estaban de acuerdo con la instalación y puesta en funcionamiento de las antenas y equipos de telefonía celular, colocadas en un predio particular.

Como los casos anteriores hay más no sólo en Tula, sino también otros municipios como Tepeji, Atitalaquia, etc., donde los ciudadanos han preferido no arriesgarse a tener cerca una antena de telefonía celular. *NI*




37 visualizaciones0 comentarios