• nuevaimagendigital3

Hace un año Conagua entregó manual para prevenir inundaciones

*El edil de Tula firmó de recibido el 17 de marzo del 2021

*Es el documento de organización interinstitucional para emergencias hidrometeorológicas, lo elaboró la CNA Hidalgo.


La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), a través de la Dirección Local Hidalgo integró el “Plan de Emergencias por Inundación del Río Tula”, manual de organización interinstitucional para emergencias hidrometeorológicas que le hizo llegar en el 2021 al alcalde Manuel Hernández Badillo en un documento fechado el 17 de marzo de ese año.

Es decir, el gobierno municipal tuvo casi seis meses para tomar acciones y determinar “¿quién?, ¿cuándo? y ¿cómo? ejecutar las actividades con los recursos disponibles de cada dependencia y organismo del estado, con la finalidad de afrontar y minimizar los problemas ocasionados por inundaciones, evitando con esto, movimientos innecesarios de maquinaria, equipo y personal”.

Según consta en el acuse de recibo del documento, firmado por el propio edil, le hicieron entrega del documento actualizado y elaborado por la Dirección Local en coordinación con la Gerencia de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias, a fin de estar preparados para atender de manera pronta y eficiente las eventualidades o emergencias provocadas por fenómenos meteorológicos e hidrometeorológicos.

Le solicitan al presidente municipal mediante escrito la implementación y aplicación de acciones preventivas, además de darles recomendaciones; el oficio está firmado por Armando Hernández Mendoza, titular de la Dirección Local de Conagua. Por lo que se puede deducir no se atendieron a tiempo y ocurrió la inundación del 6-7 de septiembre con las consecuencias ya por todos conocidas.

Cabe recordar que cuando se le ha cuestionado al presidente respecto a que ya había sido avisado, siempre responde que sí, pero con recomendaciones que año con año les hace en temporada de lluvias y que no le hablaron de la magnitud de la venida de agua hacia Tula.

En el Plan recuerda la Conagua con una reseña histórica de tres inundaciones los daños causados; por ejemplo, en 1967 una lluvia fuerte ocasionó una avenida extraordinaria y se inundó un área de 10 Km² aproximadamente; fue registrada en la estación de El Salto, ubicada cerca de la localidad del mismo nombre. La inundación produjo la interrupción parcial del servicio de agua potable, perjudicando a las poblaciones de Tula de Allende, Jasso, San Marcos y San Lorenzo.

En 2005, la lluvia fuerte desbordó el río Rosas, por su margen derecha, a la altura del puente río Rosas, agravado por maleza y un árbol atorado en dicho puente, ocasionando con esto inundación momentánea en algunas viviendas y zonas comerciales de la zona centro.

Y en el 2008 se desbordó el río Tula, por su margen derecha, a la altura de la colonia 16 de Enero, afectando algunas viviendas de la calle de las Tres Culturas y en la colonia La Malinche.

Con esos antecedentes, se le indicaron acciones para enfrentar la contingencia: fortalecer la unidad municipal de Protección Civil, limpieza y desazolve en puentes, alcantarillas, vados de cruce y todo obstáculo al libre escurrimiento de las corrientes. Limpieza, desazolve y adecuación de red hidráulica que drena las zonas urbanas. Notificar a colindantes en los cauces, que adopten medidas de protección y evacuación o reubicación preventiva.

Asimismo, no conceder ningún permiso de construcción en colindancias con el cauce del río o arroyo hasta el límite de la zona federal, concertando y promoviendo la reubicación de los que se encuentren en dicha situación. Continuar con la operación, mantenimiento y conservación de las estaciones hidrométricas, además de realizar acciones preventivas oportunas para disminuir riesgos de afectación a la población y a sus bienes.

También continuar con las acciones de conservación y mantenimiento en las obras hidráulicas a cargo de la CONAGUA, como son las presas existentes de la zona, además de impulsar las acciones mencionadas en la generalidad de obras pequeñas, existentes en las cuencas aledañas. Atender las acciones correspondientes de limpieza, desazolve y obras de protección en el río Tula y en los arroyos que cruzan la zona urbana de Tula de Allende.

Y como acciones a mediano plazo: Generar un programa de caracterización y análisis de obras hidráulicas de protección en los ríos Tula y Rosas. Sostener las acciones de mantenimiento y conservación de las obras hidráulicas a cargo de la CONAGUA. Realizar análisis específico en zonas urbanas, donde es posible generar programas de rescate de zona federal, en su cruce con la localidad y simultáneamente realizar otras acciones que contribuyan a disminuir riesgos a la población.

El documento es bastante extenso porque contempla las acciones para antes, durante y después de la emergencia, con todo un protocolo de recomendaciones básicas que debieron darse a conocer a la población. Sin embargo, no se hizo y, al contrario, no pudieron, como lo dijo en reciente reunión la señora Aidé Paredes, damnificada del centro, ni siquiera decirle qué hacer al ver que su casa se llenaba de agua negra.

El primer nivel de respuesta dice el plan, lo debe realizar la Dirección de Protección Civil del municipio de Tula de Allende informando a la coordinación central de la situación que prevalezca. Pero, como ya lo ha reconocido la regidora presidenta de la comisión de protección civil, el área se vio rebasada.

Detalla lo que debe hacer cada dependencia al dar respuesta a la emergencia e incluso la relación de colonias afectadas: Centro en la Leandro Valle, La Mora (calle La Carrera), 16 de Enero, Fraccionamiento Chapultepec y el Centro de manera general. Así como de los posibles albergues.

Detalla el Plan sobre dos escalas, una existente en el puente Metlac, sobre el cauce del río Tula y la otra en el puente Javier Buitrón Maldonado, sobre el cauce del río Rosas, y el parámetro de prevención será cuando en la escala del puente Metlac llegue a la 2024 y en la escala del puente Javier Buitrón Maldonado llegue a la 2026.50. Por lo que dividen en leve una precipitación de 30.0 L/m2 y un gasto de 100.0 m3/s. En tal caso se debe alertar a las autoridades de Protección Civil y se verifica el estado físico que guarda la infraestructura de protección, haciéndose recorridos por las zonas de mayor riesgo.

Moderada de 55.0 y 400.0 con afectaciones en vados, caminos rurales y carreteras federales; así como, interrupción del tránsito vehicular y peatonal en las calles y avenidas por el escurrimiento del agua. Y severa con mayor de 180.0 y de 435 Se evacua a las personas que viven en las márgenes de los ríos y zonas bajas. Falta de energía eléctrica en un 60 % de la ciudad y daños menores al sistema de agua potable. Por lo que en consecuencia se debieron prever todo lo indicado pues el tipo de situación que se presentó fue la severa. (MGP)




120 visualizaciones0 comentarios