• nuevaimagendigital3

Gritos a favor y en contra de AMLO

*Durante su visita a Tula hizo anuncios importantes que hicieron que a su salida del a UTTT, las consignas disminuyeran; a su llegada el escenario fue diferente.


Por LUPITA RODRÍGUEZ ORDAZ


Con gritos a favor y en contra la visita del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador a la Universidad Tecnológica Tula – Tepeji, donde sostuvo una reunión sobre las inundaciones de principios de septiembre, con el gobernador, presidentes municipales y servidores públicos de dependencias federales.

Durante su visita pobladores de Tlahuelilpan, Ixmiquilpan y Tula de Allende se manifestaron a las afueras con pancartas, cartulinas y lonas con consignas respecto a que no habían cumplido con el dinero que les prometieron, que los 10 mil pesos que les dieron era una burla y que “Tula no se inundó, lo inundaron”, entre otras.

Antes de ingresar el presidente de la República a las instalaciones de la UTTT, las personas afectadas fueron escuchadas por Abraham Mendoza Zenteno, delegado de la Secretaría del Bienestar, a quienes les dijo que el presidente López Obrador pasaría por cierto lugar y que podían entregarle directamente todas sus peticiones por escrito y que cuando llegara él les iba a explicar cómo estaba la situación de la repartición del dinero.

Los inconformes le expresaron que no era justo que no permitieran el acceso a la gente o a una comisión para que los escuche, a fin de que se diera cuenta de la magnitud de lo que perdieron muchas familias en sus casas y en negocios. Saben que tienen censos, pero en ellos sólo incluyeron a una familia por terreno, aunque haya más casas.

A la llegada de Andrés Manuel López Obrador la gente empezó a pedirle que se bajara para escucharlos, así como vino a pedir el voto, hiciera lo mismo, pero únicamente ingresó su camioneta y las demás unidades que venían atrás impidieron el acceso a la universidad.

Habló el presidente de invertir 2 mil millones de pesos en los nueve municipios de Hidalgo afectados por las inundaciones de septiembre, anunció la construcción de un nuevo hospital del IMSS en Tula, ya que hubo pérdida total; se inaugurará el 21 de marzo del 2023.

Sobre las afectaciones, la Sedena hará entrega de enseres domésticos a las familias damnificadas, se seguirá buscando una partida especial para ayudar a las personas que sufrieron algún daño estructural en sus viviendas; para los daños de carreteras estatales y federales habrá una inversión de 500 millones de pesos, de los cuales el 75 por ciento lo pondrá el gobierno federal y el resto el estado, habrá un proyecto de rectificación y ampliación del río Tula, para evitar nuevas inundaciones.

Anunció que regresará dentro de tres meses para verificar los avances de lo comprometido. Al día siguiente de esta visita a la universidad, es decir el domingo 7 de noviembre acudió a la refinería Miguel Hidalgo asentada en Atitalaquia para supervisar la planta coquizadora, obra detenida desde el sexenio pasado, y anunció que tendrá una inversión de 60 mil millones de pesos y generará 8 mil empleos directos, con lo que se reactiva la economía de la región de Tula. *NI*



0 visualizaciones0 comentarios