• nuevaimagendigital3

Gotas de la vida 22/06/2022

*Cómo crear un huerto en casa.


El cultivo en lugares urbanos sin tierra o pasto, en balcones, terrazas, zotehuelas o patios, nos obliga a utilizar recipientes para depositar las plantas. Estos pueden ser macetas o envases de plástico reciclables. Lo ideal es que sean ligeros y no se ubiquen directamente en el suelo; requieren de una especie de mesa, para que circule el aire por debajo. No está por demás preguntar a un experto o adquirir libros sobre el tema.

El cultivo en casa tiene algunos puntos que tomar en cuenta, por ejemplo, no hay mucha profundidad para el desarrollo de algunas hortalizas, como un tubérculo, plantas de mucho crecimiento interno, además del aéreo, o que tengan frutos muy grandes, como la sandía. Por ello es importante elegir hortalizas idóneas: lechugas, espinacas, ajos, chiles, rábanos, jitomates, tomates cilantro y apio son algunas opciones.

Se recomienda usar material orgánico porque es ligero, tiene una porosidad idónea para que respiren las raíces y tenga buena retención de agua, y sobre todo aporta los nutrientes que necesitan las plantas.

Campo magnético y auroras boreales

El campo magnético es un tipo de energía eléctrica que rodea nuestro planeta. A partir de ciertas observaciones astronómicas se sabe que esta zona energética cambia de lugar debido al efecto combinado de la rotación de la tierra y el movimiento del hierro fundido en su núcleo.

Es una zona dinámica; por ello sus polos se invierten cada 450 mil años aproximadamente. Algunas consecuencias negativas son el cambio en el comportamiento de animales migratorios que utilizan el campo geomagnético para orientarse además del daño a la atmósfera que nos protege de las radiaciones del sol.

La interacción del campo magnético terrestre con las partículas del viento solar crea condiciones para que sucedan los fenómenos llamado auroras boreales, juego de luces celestes en zonas polares como Alaska, Groenlandia, Canadá y norte de Europa, aunque pueden observarse en latitudes cercanas por breves períodos. Su nombre proviene de Aurora, diosa romana del amanecer, y de la palabra griega bórea, es decir norte.

Plantas medicinales

Desde el inicio de las civilizaciones, el ser humano ha buscado la manera de procurarse el bienestar físico, por ello, acudió a la experimentación y al uso de los recursos naturales, encontrando en las plantas y sus hijas, la materia prima para aminorar malestares.

Curar con hierbas fue la primera opción en tratamiento para enfermedades desde tiempos milenarios, recibe el nombre de fitoterapia, sin embargo, aún no es reconocida por las ciencias médicas.

Especialistas destacan que el uso imprudente o sin conocimiento de plantas puede provocar intoxicaciones u otros malestares, por la acción de agentes patógenos presentes en ellas y el efecto de sus compuestos activos.

El uso terapéutico de plantas medicinales como sustituto de medicamentos patentados es sólo una alternativa para la prevención y la atención primaria de enfermedades, por lo que no debe sustituir las consultas regulares al médico. *NI*



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo