• nuevaimagendigital3

Expuestos a robos en sus negocios…además de las bajas ventas

*En la Avenida Sur de la UHP, debido a la obra que se lleva a cabo en el puente Zaragoza en Tula.

*Los comerciantes no ven visos de concluir los trabajos para reabrirlo a la circulación.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


Asaltos a peatones, robos a negocios, bajas ventas y cierre de locales es lo que han vivido en los últimos meses a causa de la obra que Conagua, a través de empresas contratadas para ello, lleva a cabo en el puente Zaragoza y en el río Tula, como prevención para que no vuelva a ocurrir otra inundación como la de septiembre del año pasado.

Comerciantes reportaron ante este medio de comunicación que por las tardes y los fines de semana está muy sola la avenida Sur en la Unidad Habitacional Pemex (UHP); poca gente camina por ahí y porque ya no tienen ventas más tarde cierran entre las 18 y 19 horas.


Pero la soledad de la zona ha sido aprovechada por delincuentes que han entrado a robar a los locales; de uno de ellos, donde reparan calzado, se llevaron una maleta con zapatos y otros objetos necesarios para el zapatero; también en otro negocio hicieron lo mismo y ya intentaron también, sin lograrlo, entrar a la agencia de viajes ubicada en la misma avenida.

Varios negocios han tenido que cerrar, como la mayoría de la calle Poniente 4, porque ya nadie camina o baja hacia esa arteria desde que comenzó la obra del puente Zaragoza. Apenas se ven los salones de belleza abiertos porque suelen trabajar a base de citas.

Y sobre la avenida Sur de igual manera hay varios locales cerrados; apenas hay vida en ese lugar por el Centro Dermatológico, sobre todo por los servicios que ofrece. Pero a ciertas horas todo se acaba el movimiento y los ladrones aprovechan la situación. También entraron a una casa en uno de los Ponientes, donde abrieron un boquete para sacar todo.

Es lo que cuentan los comerciantes que se dicen preocupados porque se enteraron de que Conagua dijo que acabaría los trabajos a finales de junio y después que, a los 15 días de julio, las fechas se cumplieron y no ven avance en la obra que indique que pueden ya abrir el puente a la circulación.


La gente todavía busca por dónde pasar hacia el centro de Tula y ha tenido que recurrir al puente Benicia o en el peor de los casos, porque está más lejos, el Métlac para llegar al centro de la ciudad. Pero lamentablemente ya ocurrió un asalto a una joven que caminaba por el paso peatonal paralelo a la barda de la escuela primaria Artículo 123; “la picaron”, dice un comerciante.

Venía del puente Benicia hacia la UHP y ahí la asaltaron. Porque en todos sentidos ha afectado la obra y sobre todo el retraso de los trabajos que pareciera no tienen para cuándo. Los comerciantes proponen que se abra un paso peatonal en la obra del puente, mientras, porque han notado que ya otra empresa trabaja, pero sobre el río.

La maquinaria de la obra del puente llevaba el sábado anterior dos días sin moverla y a los trabajadores se les puede ver descansar debajo de una de las planchas del puente, lo que no se ocurría antes cuando arreció el ritmo de trabajo. Saben los comerciantes que los empleados de las empresas no quieren que la gente pase por la obra, ante el temor de que les roben sus herramientas.


Mientras que ellos están a merced de los ladrones sin que las autoridades municipales les presten atención con mayor seguridad en la zona. Y con estas circunstancias ya tenían planeado bloquear vialidades el lunes 18, pero lo pensaron mejor para ver si lograban una respuesta de Conagua, con la advertencia de que si no llegaban a acuerdos procederán a esa medida a manera de presión. *NI*

103 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo