• nuevaimagendigital3

En el alumbrado público, el 20% de lámparas presenta daños constantes

*En Tula se cuenta con 13 mil luminarias y 2600 de ellas presentan descomposturas frecuentes. El gobierno municipal le apuesta a un plan integral de modernización.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

En varias calles de Tula hay lámparas del alumbrado público fundidas. El proceso para el cambio de luminarias a petición de los delegados municipales no es fácil ni es atendido con la inmediatez que ellos esperan.

El gobierno municipal argumenta que no hay presupuesto y además quisiera aprovechar para colocar en lugar de las fundidas, lámparas de LED, es decir, ahorradoras y lograr con ello una disminución del gasto mensual por concepto de energía eléctrica.

El alcalde Manuel Hernández Badillo recordó que son más de 13 mil lámparas del alumbrado público, de las cuales el año pasado cambiaron más de 1500 y en este 2022 prevén una cantidad similar.

Están implementando un plan integral que desde hace varios gobiernos comenzó, para lograr transitar al uso de lámparas modernas, ahorradoras, del sistema LED y en ello trabajan, con el objetivo de cambiar las 13 mil luminarias.

Ya había dado a conocer el edil con anterioridad el gasto oneroso para esa transición, dado que cada lámpara cuesta entre 2 mil y 2500 pesos, dependiendo de la calidad. Son 9 mil luminarias las que requieren ser modernizadas, por lo que se requiere de más o menos 20 millones de pesos.

Recurso que el municipio no tiene a la mano en estos momentos, precisó Hernández Badillo. Actualmente de las 13 mil lámparas, sólo 4 mil son modernas y el resto deben ser cambiadas, sobre todo porque algunas ya están fundidas o descompuestas.

Lo que el presidente municipal les dice a los ciudadanos es que en cualquier casa-habitación o construcción, es muy frecuente que los focos, lámparas o instrumentos de iluminación tengan un daño. Incluso la garantía de estas se da únicamente por cierto tiempo.

Hizo ver también que pudieran ir cambiando de mil en mil, pero ocurre que cuando ya lo hiciste algunas de ellas o todas ya se descompusieron. “Es el cuento de nunca acabar”, es por ello por lo que le apuesta al plan de modernización y a la gestión de recursos para desarrollarlo.

Pese a ello aseguró que no hay semana en que el personal de Servicios Públicos deje de arreglar las lámparas o colocar focos nuevos. “Es una labor titánica…Lo importante aquí es que el municipio requiere de un plan integral para la modernización de su alumbrado público”.

Un millón y medio mensuales es lo que paga de alumbrado público el municipio y con la modernización podría reducir esa cantidad a 700 mil pesos.

Habló el alcalde de la zona que presenta mayor problema en su alumbrado y es la dañada por la inundación del año pasado. Incluso en el jardín municipal quizá se requiera de la renovación total del cableado.

No descarta que haya otros sitios con descomposturas en sus luminarias. De las 13 mil lámparas registradas contemplan un estimado del 20% con daño constante, precisó Manuel Hernández. Sobre todo, en la zona damnificada. *NI*




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo