• nuevaimagendigital3

El derecho a la cultura

MENSAJE DE MIGUEL ANGELES ARROYO, REGIDOR MUNICIPAL Y PRESIDENTE DE LA COMISIÓN PERMANENTE MUNICIPAL DE DERECHOS HUMANOS Y ATENCIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD DEL H. AYUNTAMIENTO DE TULA DE ALLENDE. PERIODO 2020-2024 DURANTE LA DÉCIMA CUARTA SESIÓN ORDINARIA DE LA COMISIÓN.

Por Miguel Angeles

En una época de cuestionamientos sobre la naturaleza y la extensión de los derechos humanos, hemos cuestionado muchas prácticas, roles, conductas y hasta tradiciones.

El derecho a la cultura es un derecho de nueva generación en nuestro constitucionalismo, aunque su reconocimiento en tratados internacionales tiene más historia.

Así, el derecho a la cultura empezó a recibir un tratamiento independiente del derecho a la educación –conforme a lo establecido en el artículo 3° constitucional- a partir del año 2007 en que se presentó al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma al artículo 4° constitucional con el objeto de buscar incluir el reconocimiento de dicho derecho de manera autónoma.

Adicionalmente, la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural hace diversas aclaraciones importantes en el ámbito del derecho a la cultura, específicamente respecto de la diversidad cultural:

Artículo 1 – La diversidad cultural, patrimonio común de la humanidad La cultura adquiere formas diversas a través del tiempo y del espacio.

Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Fuente de intercambios, de innovación y de creatividad, la diversidad cultural es tan necesaria para el género humano como la diversidad biológica para los organismos vivos.

En este sentido, constituye el patrimonio común de la humanidad y debe ser reconocida y consolidada en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

Una de las actividades que no ha estado exenta de juicio, lo ha sido la tauromaquia, y principalmente, uno de sus espectáculos taurinos más populares, las corridas de toros.

El toreo ha sido clasificado a lo largo de los años como arte, deporte y también un espectáculo, lo cual hace ver que ha formado parte esencial de las raíces de diversas culturas.

Sin embargo, hoy, desde esta Comisión y en el contexto de la celebración de la Feria Tula San José ejemplo de manifestación sociocultural que ha ido aumentando en los últimos años por sus representaciones, saberes y sabores locales de la Región.

Nos pronunciamos a favor de la Feria a través de las buenas prácticas que consideren la integración de los emprendimientos y la puesta en valor de sus diferentes productos.

Vincular arte y cultura tendrá como resultado el sencillo pero merecido homenaje en vida al diestro tulense Jorge Gutiérrez, a través de la donación de un collage de fotografías que dan cuenta de su gran trayectoria.

El objetivo es incrementar el acervo cultural y apreciación del arte, así como generar espacios que propicien la convivencia en respeto y colaboración además de promover el rescate de tradiciones populares abiertos para la población en general, inclusive para menores y adultos

Por otra parte, es fundamental recuperar la identidad cultural a la que todo pueblo tiene el derecho y el deber de desarrollar en su fecunda variedad, en su diversidad y por la influencia, tales como la pintura, la música, la escultura, la literatura, poesía, arquitectura, etc.

El derecho a la cultura es un derecho humano, y el rescate de ella, es una actividad que involucra la identidad de nuestro Municipio.

La diversidad cultural, será un elemento indispensable que no permite la imposición de puntos de vista basados en creencias populares o impopulares, sino que privilegie la importancia al turismo cultural y sea vista como una estrategia de desarrollo.

Muchas gracias.



39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo