• nuevaimagendigital3

*El cambio climático.

A querer o no la humanidad debemos estar preocupados cada vez más por el tema del llamado cambio climático, que en la mayoría de las veces al escucharlo nos interesa muy poco, por no decir que nos pasa inadvertido.

Lejos de ser un experto en la materia, sí nos ha llamado la atención el rumbo que toma el planeta tierra de cara a este escenario. De entrada, debemos entender que no es lo mismo cambio climático que calentamiento global. La ONU define el cambio climático como “una amenaza existencial a la vida en el planeta”.

Es básico saber que el calentamiento global es consecuencia del cambio climático, pero no son lo mismo. El aumento de la temperatura del planeta provocado por las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero derivados de la actividad del ser humano, están provocando variaciones en el clima que de manera natural no se producirían.

Dicen los expertos que la tierra ya se ha calentado y enfriado en otras ocasiones de manera natural, pero lo cierto es que estos ciclos “naturales” habían sido demasiado lentos, necesitando para ello millones de años, mientras que ahora y como consecuencia de la actividad humana, estamos alcanzando niveles que en otras épocas no ocurría de esa forma.

Una vez que hemos entendido que la principal causa del cambio climático es el calentamiento global, nos encontramos con múltiples consecuencias negativas en los sistemas físicos, biológicos y humanos además de otros efectos.

Se establece que la salud del planeta se deteriora a marchas forzadas. De muy poco han servido las cumbres mundiales sobre el tema del cambio climático, los resultados se arrojan a cuentagotas y, en cualquier caso, insuficientes para detener el calentamiento global cuando menos en el mediano plazo.

Así sucedió –considera Luis Méndez desde España- una vez más en noviembre del 2021 con ocasión de la COP26 en la ciudad escocesa de Glasgow y cuyas conclusiones generaron lecturas contrapuestas, pues mientras algunos jefes de gobierno valoraban positivamente los avances; las organizaciones ambientalistas suponen un retroceso para la lucha climática, pues faltó ambición y sobró sumisión.

El efecto invernadero es un proceso natural que le permite a la tierra mantener las condiciones necesarias para albergar la vida. La tierra mantiene parte del calor del sol, pues sin el efecto invernadero la temperatura media en nuestro planeta sería de menos 18 grados.

Sabemos desde que fuimos estudiantes que la atmósfera está compuesta por diversos gases y que cada uno cumple con su cometido, obviamente cuando se generan en la proporción adecuada, pero a veces las actividades del ser humano hacen que aumenten las emisiones de efecto invernadero.

Cuando lo anterior ocurre la tierra retiene más calor del necesario y la temperatura media del planeta aumenta y entonces se produce lo que llamamos calentamiento global cuyas consecuencias entre otras origina el cambio de los patrones climáticos y altera el equilibrio normal de la naturaleza. Ello supone riesgos para la naturaleza en general y para el hombre en particular.

Son gases de efecto invernadero por ejemplo el dióxido de carbono, el metano y el nitrógeno provocado sobre todo por la quema de combustibles fósiles para la generación principalmente de la electricidad que nos sirve para la calefacción, para la industria y miles de actividades más.

Hoy en día en el planeta somos 7 mil 700 millones de personas y aumentará la población hasta el 2050 por lo que una mayor población habrá de generar un aumento en la emisión de gas del efecto invernadero en todos los procesos de producción.

Para los estudiosos el cambio climático surge de los tiempos de la Revolución Industrial, justo cuando las emisiones de gases de efecto invernadero comienzan a dispararse y dan lugar a un nuevo modelo de producción y consumo, empieza entonces el aumento en la temperatura global del planeta con todo y que los países cumplan con el compromiso de reducción en sus emisiones.

Ahora lo importante es saber cómo afecta a la vida los cambios climáticos. Se asegura que las consecuencias son desastrosas que ponen en peligro la flora y la fauna en la tierra, incluyendo por supuesto al ser humano. Así vivimos ya los derretimientos de las capas de hielo en los polos que a la vez se traduce en aumento del nivel del mar lo que produce por ejemplo las inundaciones.

En el tema de la cumbre sobre el cambio climático de noviembre pasado el secretario general de la ONU Antonio Guterres estableció que Glasgow dio un paso importante pero limitado. “Nuestro frágil planeta pende de un hilo. Seguimos tocando la puerta de la catástrofe climática”.

Agrega, es modo de entrar en modo de emergencia o nuestra posibilidad de alcanzar las cero emisiones, será completamente nulas. El calentamiento global es un problema sistémico que afecta a distintos niveles a todos los países, por lo que debe ser afrontado de forma urgente, conjunta y coordinada, advierten los especialistas.

Por hoy es todo nos leemos en la próxima entrega, pero… En Confianza. *NI*




27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo