• nuevaimagendigital3

El 98% de la pesca en la Presa Requena se va a otros estados

*El líder de los pescadores aglutinados en la asociación 20 Arcos habla de las dificultades que atraviesan por la baja en la producción.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


TEPEJI DEL RÍO, Hgo. - La mala fama que tiene la Presa Requena en cuanto al tema de la contaminación hace que la producción pesquera tenga que ser comercializada en un 98% en otros estados como Jalisco, Guanajuato y parte del Estado de México, donde adquieren por mayoreo todo el pescado que sacan de ese cuerpo de agua.

Así lo dio a conocer Juan Isidro Granados Rodríguez, presidente de la asociación Solidaridad Social Pescadores Unidos de la Presa Requena 20 Arcos, quien asegura que luchan contra esa mala idea que tienen los propios tepejanos e hidalguenses de otros municipios cercanos que no adquieren al menudeo el producto de la pesca que frecuentemente es analizada a fin de garantizar la inocuidad.

Han realizado muestras gastronómicas gratuitas para convencer a los de casa respecto a la calidad del producto que venden, pero el año pasado por la pandemia ya no pudieron llevar a cabo la actividad y en este 2021, invitados por el gobierno municipal, encabezaron el festival de día de muertos el domingo 31 de octubre.

Ahí mostraron y vendieron lo que pueden preparar con el producto que pescan de la Presa Requena con 63 socios, desde hace 30 años cuando se constituyeron legalmente, aunque desde muchos años antes ya se dedicaban muchas personas a esta actividad. En la asociación hay hasta segunda y tercera generación de pescadores porque se van cediendo los lugares a los hijos de conformidad con su reglamento.

Lo que pescan son carpas barrigonas, espejos, herbívoras y tilapias, así como charales. En promedio producen al año 450 toneladas, pero de tres años a la fecha han tenido una baja hasta llegar a las 200 toneladas y en este 2021 todavía disminuyó aún más, pues llevan apenas 150 porque luego de la inundación bajó la captura.

Antes eran de 40 a 50 toneladas al mes y en octubre registraron cinco toneladas; en septiembre fueron 12 o 13 toneladas, y no se recupera la pesca todavía. Lo ocurrido durante los últimos tres años se debió al estiaje que originó que no se llenara la presa y el producto no se desarrolló como debía, al no tener el suficiente alimento para alcanzar la talla comercial que es de seis o siete por kilo. Al subir el nivel del agua, son cuatro mojarras por kilo de 250 gramos cada pieza.

De la producción del grupo de pescadores apenas el 2% se vende en Tepeji y el resto en otros estados del país. Esto se debe a la mala fama de la Presa Requena en cuanto a la contaminación; pero aclaró que realizan estudios completos de metales pesados cada seis meses; incluso de plaguicidas, cólera, salmonelosis y siempre los resultados son positivos.

Porque la contaminación está en el agua y no en el producto, el cual con un buen lavado queda; sin embargo, reconoce que desde hace 30 años batallan para comercializar el pescado en Tepeji y otros municipios cercanos. Por ello comenzaron hace ya ocho años las muestras gastronómicas.

Con la pandemia detuvieron ese tipo de eventos porque además ya no tenían producto de talla comercial y llegó la inundación; afortunadamente a iniciativa del presidente municipal Salvador Jiménez Calzadilla decidieron no sólo mostrar lo que preparan sino también comercializarlo.

Pidió a la gente de Tepeji del Río y de los municipios de los alrededores que se acerquen a comprar su producto y que no vayan a los centros comerciales a comprar pescado congelado desde hace seis meses. Ellos permiten que sea de la presa a la mesa con un producto 100% fresco.

A pie de presa el precio de menudeo está en 40 pesos el kilo y ya lo entregan sin vísceras, pero no le retiran las escamas; pero hay señoras que se dedican a desviscerar las mojarras y a quienes se les puede pagar 10 pesos más por la descamación. De tal manera que el precio queda en 50 pesos en total. El precio de mayoreo es de 15 pesos.

Reconoce el apoyo del gobierno estatal con la donación de crías de carpa y de mojarra, pero ellos complementan con la adquisición en Boca del Río, Veracruz, de donde traen mojarra porque a Tezontepec, donde hay granja, no le alcanza para abarcar a todos los productores.

Al año requieren de 1 millón de crías de las diferentes especies de carpas y mojarras. Estas últimas son las que más se venden, mencionó Juan Isidro Granados Rodríguez. *NI*




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo