• nuevaimagendigital3

El 60% del comercio establecido regresó a la actividad

*Pero no al cien por ciento, asegura el presidente de Pro Jardín en Tula; primero la pandemia y después la inundación afectaron al sector.

*Reconoce que feministas requieren atención, pero no está de acuerdo que sea con espacios para vender en el jardín municipal.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


De los 150 comerciantes establecidos asociados en Pro Jardín, el 60% ya reanudó actividades a poco más de dos meses de la inundación en Tula, dio a conocer su presidente Juan Carlos Olguín Monroy, quien aclaró que no lo hicieron al cien por ciento, pero sí poco a poco vuelven a comercializar sus productos.

El problema, dijo, es que todavía tiene desconfianza de visitar Tula, sobre todo el jardín municipal, de ahí que sea necesario entre todos reactivar la economía y por parte de los comerciantes establecidos lo que han hecho por ejemplo es lavar ya en varias ocasiones toda la explanada.

Reconoció que eventos como el Toltequinox de marzo y el de los Cuatro Gigantes de finales de octubre y principios de noviembre les ayuda a que más gente llegue al centro, pero se han cancelado, por lo menos de manera presencial, por la pandemia primero y después por la inundación en el caso de la última actividad.

Comentó que el gobierno local ha dado a conocer que pospuso los Cuatro Gigantes para principios de diciembre, pero en esta ocasión no participará con la organización de la expo comercial y artesanal como lo venía haciendo como un logro de la organización, dado que han pugnado por no tener competencia desleal.

Aclaró Juan Carlos Olguín que no son dueños del jardín municipal, sino que es de todos, pero como comerciantes establecidos primero la pandemia y la inundación después, los ha afectado sobremanera. Por ello no estaban de acuerdo con que las autoridades municipales les dieran oportunidad de vender en el jardín a integrantes de la Mercadita.

El grupo de feministas ha exigido espacios para comercializar productos a manera de manifestación, aseguran sus integrantes, porque las mujeres no tienen oportunidades de desarrollo, al menos no igual que los hombres; de ahí que quieran llevar el mensaje a través de vendimias.

Y estuvieron en el jardín municipal de Tula por cuatro meses, asegura Olguín Monroy, por lo que en ese tiempo los comerciantes establecidos tuvieron bajas ventas y por ello es por lo que pidieron de nuevo a la autoridad, en este caso Reglamentos, que les buscara otro lugar para vender.

Reconoce que merecen atención las mujeres, pero mientras a ellos como establecidos les exigen cumplir una serie de medidas sanitarias, ellas venden sus productos a ras del piso y no importa si se trata de ropa usada, pues las reglas debieran ser para todos, agrega.

Se les había planteado a las de la Mercadita otro espacio como la antigua estación del ferrocarril, por ejemplo; incluso entre ellas hubo quien propuso la tienda Soriana, pero en ese caso tendrían que hablar con el gerente. Finalmente, no han aceptado otras opciones y permanecieron por varios meses con su vendimia los sábados.

El sábado 13 de noviembre de nuevo pretendieron instalarse, pero llegaron no sólo comerciantes establecidos con Carlos Olguín a la cabeza, sino policías municipales y personal de Reglamentos. Se sabe que fueron atendidas antes por el director de esa área, José Luis Ortiz Villegas y finalmente por el subdirector Fernando Medina Santillán.

Las feministas se retiraron al poco tiempo de dialogar con el subdirector e igual hicieron los comerciantes establecidos que acompañaban al presidente de Pro Jardín. En esos momentos se llevaba a cabo una expo-venta de suculentas y cactus en el Teatro al Aire Libre, evento que no les afecta como tampoco los eventos que realizan algunas áreas del gobierno como la Instancia de la Mujer; están en contra del comercio informal, aseguró Juan Carlos Olguín. *NI*



0 vistas0 comentarios