• nuevaimagendigital3

Después de dos años sin tomar energía en la Zona Arqueológica

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

Después de dos años de no abrirse el 21 de marzo la Zona Arqueológica de Tula, este 2022 el sitio recibió a centenas de personas que acudieron para la ya tradicional toma de energía a pie de la pirámide principal o bien sobre ella, muy cerca de los llamados Atlantes.

Coincidió la presentación del colectivo Yaotecame, como parte del Festival Toltéquinox, con otras ceremonias de inicio de primavera o equinoccio que se realizó en este sitio arqueológico, donde familias completas llegaron a llenarse de energía, muchos de ellos vestidos de blanco.

El sol parecía apiadarse de los hombres, mujeres y niños, muchos de ellos con sombreros, gorras o sombrillas, pues no esparcía por completo su calor en ciertos momentos y se escondía tras las nubes.

Aun así, pudieron gozar del momento en que levantaban las manos para que el Astro Rey los cubriera con sus rayos y llenarse así la energía suficiente para todo un año, tiempo que tendrán que esperar para que de nueva cuenta la Zona Arqueológica los reciba.

Todo pareció bien organizado para entrar y salir de la zona de las también llamadas ruinas, con un extra de camino para los visitantes hasta llegar a la plaza principal del complejo arqueológico.

Los Atlantes ahora rodeados de una cinta para evitar se les acercaran, fueron testigos de las varias tomas de fotografías de turistas incluso de otros estados del país, de la Ciudad de México principalmente y no podían faltar tulenses que aprovecharon el día de asueto para ir a la majestuosa Zona Arqueológica.

Autoridades municipales de Tula, encabezadas por el alcalde Manuel Hernández Badillo, hicieron acto de presencia para disfrutar de la presentación del colectivo y de un grupo de Huejutla de Reyes, dentro del Toltéquinox.

Los danzantes se dirigieron a los cuatro puntos cardinales y al unísono muchos de los asistentes los siguieron como si hubieran ensayado esos momentos que quedaron plasmados en tomas de video y fotografías.

Oficialmente la llegada de la primavera ocurrió por la mañana del domingo 20 de marzo, pero es ya una tradición que la gente acuda el 21 a las zonas arqueológicas para llenarse de energía. La de Tula recibió a una buena cantidad de personas que pagaron por su entrada 85 pesos, aunque el boleto marcaba 75.

La entrada libre fue para estudiantes, maestros o personas de la tercera edad, siempre y cuando llevaran credencial. *NI*




35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo