• nuevaimagendigital3

Cuestionan obra que se realizará en El Cielito

*Forma parte del proyecto de modernización de la carretera Tula-Refinería. La etapa iniciada contempla un muro de contención, para lo cual retirarán 60 árboles.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

Un total de 60 árboles talarán en la orilla de la carretera Tula-Refinería, en la colonia El Cielito, para hacer el muro de contención como parte de la segunda etapa de la modernización de esa vía; acción que comenzó desde antes de que se subiera el contrato a la aprobación del cabildo en la más reciente sesión ordinaria.

Fue la regidora Alicia Colín la única que se refirió a la tala al mencionar que ya pidió el programa de reforestación y que se va a realizar esta tarea en un área urbana con 270 ejemplares para plantar, aunque no especificó en dónde exactamente.

Otros regidores cuestionaron la prioridad de la obra, pues, dijeron, hay otras necesidades por cubrir en el municipio antes de mejorar la imagen de un acceso. Previamente el alcalde Manuel Hernández Badillo explicó sobre la continuación de la obra de modernización.

Mencionó que tuvieron complicaciones y que han dividido en tres partes el proyecto, la primera ya quedó y se hará en una segunda el muro para evitar desgajamientos, así como la ampliación del puente sobre el canal de riego y posteriormente la carretera. No es sencilla la obra, precisó.

La obra de construcción del muro de contención se realizará en 90 días y se realizó una licitación pública (No.PMT-OP-LP-01-2022/REPO), en la cual resultó ganador el Grupo Amicizia, S.A. de C.V., por un monto de 5 millones 936 mil 393.10 pesos, aunque el presupuesto es de 6 millones 027 580.97 pesos. Se contemplaba iniciar el 21 de marzo.

La modernización de la carretera Tula-Refinería, en su segunda etapa, contempla entonces el muro de contención, la ampliación a cuatro carriles de la carretera y del puente vehicular que pasa sobre un canal de aguas negras.

Respecto a esta obra Ricardo Baptista cuestionó la priorización y dejó en claro que no estaba de acuerdo. Opinó que faltaba planeación y que hay en el municipio otras necesidades por atender. Por ejemplo, las escuelas requieren recursos. “No hay dinero y se decide hacer esta obra”, comentó.

“Si es sólo por la imagen no se justifica”, recalcó el regidor, quien hizo mención del riesgo que por ejemplo se corre en el mercado municipal por los tanques de gas en el techo. Es una bomba de tiempo y es necesario invertir ahí porque el edificio no es propiedad de los locatarios.

Por su parte, Manuel Hernández aseveró que la obra se contempla dentro del Plan Municipal de Desarrollo, donde se establecieron proyectos de mejoramiento a los accesos, una alberca y una pista de atletismo. “El gobierno no puede actuar por ocurrencia y no se trata de imagen sino de infraestructura urbana”, expresó.

La regidora Araceli Rivera también cuestionó la prioridad de la obra, pero otros, como Carlos García Gonzaga la defendió al decir que no todo el presupuesto se puede destinar a ayudas sociales.

En tanto que el subdirector de Obras Públicas, Martín Olivo, explicó que se harán 493 metros lineales de muro, con una altura máxima de cinco metros y mínimo de 2.50 metros. Y el ancho de ampliación será de 5.73 metros lineales. *NI*






213 visualizaciones0 comentarios