• nuevaimagendigital3

Buscan rescatar la semilla de maíz criollo

*A través de un banco de germoplasma que permitirá tener una fuente importante de reserva genética.

Por Rosy Ángeles

Mixquiahuala de Juárez, Hgo.- El 90% de los agricultores prefiere sembrar maíz híbrido por el rendimiento que proporciona, pero es importante rescatar las semillas nativas porque sería lamentable perder toda esta riqueza que nos ha dado la naturaleza durante años, señala el profesor investigador de la UPFIM, Jorge San Juan Lara, pues el maíz nativo en México es una fuente importante de reserva genética.

Destacó que se cuenta con una importante diversidad de semillas, tan sólo en el país se reportan alrededor de 69 especies, pero 50 son nativas de México y el resto se encuentra en otros países. El investigador menciona que a diferencia el maíz nativo con el híbrido es que está hecho para ciertas condiciones, para tolerar ciertas enfermedades, plagas y mayor rendimiento, sin en cambio un maíz nativo tiene todas las características porque ya ha sido domesticado y esta domesticación hace que tenga una gran evolución en sus genes.

En los últimos años los productores han ido abandonado la siembra de estas semillas, pero en el estado de Hidalgo se siembran todavía entre 7 y 14 razas en zonas rurales como la huasteca hidalguense, Tasquillo y Actopan, con maíz amarillo, blanco, azul y negro, donde después de cada siembra se seleccionan las mejores, los mejores tamaños de mazorca, los colores o busca el productor una coloración uniforme, esto ha hecho que las semillas nativas de maíz sigan existiendo.

Compartió el entrevistado que es limitada la siembra del maíz negro, por ello en la universidad están tratando de rescatarlo por todas sus cualidades organolépticas, pues es una semilla que tiene propiedades antioxidantes y hay reportes que puede tratar problemas de cáncer, “estamos a tiempo de poder rescatar esas semillas con todas las características que tiene y se pueden aprovechar".

Reconoció que el noventa por ciento de agricultores se dedica a la siembra de agricultura intensiva en donde se siembra maíz en grandes cantidades, maíz híbrido, y esto se debe a que lo ven como un negocio al tener mayor rendimiento que el criollo. Dijo que dentro del proyecto que trabaja desde el mes de junio, están rescatando semillas criollas nativas desde la huasteca hidalguense hasta el Valle del Mezquital, con el propósito de hacer un banco de germoplasma que permita tener los genes de las especies y con ello dar oportunidad a los productores que tengan acceso a estas semillas.

Este año iniciaron con una prueba piloto donde se trajo semilla de la huasteca hidalguense, la morada, y se sembró un tramo de 20 metros lineales para ver la adaptación, una vez concluido el ciclo se dejará secar y el próximo año se volverá a resembrar para ver qué tanto se ha podido adaptar. Por último, añadió que es de suma importancia rescatar las semillas nativas, ya que el cambio climático está a la vuelta de la esquina y las semillas nativas tienen todas las condiciones para soportar los cambios de temperatura. *NI*




0 vistas0 comentarios