• nuevaimagendigital3

Ante conflictos como el de La Cruz Azul, el municipio está limitado

*En materia de seguridad y por ello se accionó el protocolo de coordinación el día de los hechos, reconoció el alcalde de Tula.

*Pugna porque se resuelva la situación en la cementera y también en la problemática de Pemex y sus trabajadores.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

El alcalde de Tula Manuel Hernández Badillo reconoció que la corporación policíaca municipal tiene limitaciones en cuanto a enfrentar conflictos de la magnitud del que ocurrió recientemente en instalaciones de la cementera La Cruz Azul, por lo que en esos casos requieren del apoyo de la policía estatal y de la Guardia Nacional.

Recordó que, de acuerdo con el marco legal, Seguridad Pública municipal es preventiva y está sujeta al actuar de la Seguridad Pública estatal y federal; aunado a que tienen limitaciones en cuanto al número de elementos y equipo, reconoció ante el cuestionamiento referente a las llamadas de auxilio que vecinos de Cruz Azul aseguran haber realizado el día de la emergencia.

El edil explicó que la policía municipal asume los protocolos que tiene establecidos para su actuación; “sí, efectivamente recibimos muy de madrugada llamadas que remitimos al secretario de Seguridad Pública Municipal y a su vez el municipal al estatal; ellos estuvieron plenamente enterados”, señaló Hernández Badillo.

Ellos, agregó, cumplieron su protocolo y “de nuestra parte lamentamos lo sucedido, condenamos las pérdidas humanas”; añadió “la autoridad competente será la que determine quién o quiénes son los responsables de los actos”. Recordó el alcalde que obedecen al mando coordinado y tanto la Guardia Nacional, la Defensa de Nacional, la Secretaría de Seguridad Pública estatal y la corporación municipal están debidamente integrados.

Respecto a su opinión en torno al conflicto de los cooperativistas, el presidente municipal dijo que desde que asumió el cargo su más sincero deseo es que se resuelva esa problemática interna y en ese sentido es respetuoso en cuanto al tema del conflicto.

Como gobierno municipal debe suscribirse a los ordenamientos jurídicos en el actuar en el caso del conflicto que se vivió, por ello desea que las autoridades competentes pronto resuelvan cada uno de los sucesos y momentos jurídicos que ha vivido la cooperativa.

Hizo la acotación de que trabajó para la cementera y la conoce bien, por ello apela a que haya una pronta solución pues la cooperativa es fundamental para la vida económica del municipio y también en cuanto a lo social. Es sabedor de que hay versiones de ambas partes y cada uno manifiesta tener la razón jurídica.

EL ayuntamiento no ha recibido ningún mandato judicial al respecto y en el momento que lo reciba será ejecutado o ser partícipe de esa inclusión; “hoy yo no quisiera emitir ningún punto de vista porque pudiera percibirse como particular hacia una de las partes; nuestro único interés es que se resuelva el problema a través de las autoridades judiciales.

Manuel Hernández se pronunció a favor de conservar la paz social y pedir a los diferentes órganos judiciales que puedan tener una definición al respecto, “porque lo que requiere la población es un gobierno ecuánime que no asuma posturas parciales sino su rol verdadero de gobernar para todos y que sea equilibrado”, comentó.

En cuanto a la problemática que se vive en Pemex, específicamente con los trabajadores sindicalizados que exigen mejoras en sus condiciones laborales, el presidente municipal de Tula opinó que hoy lo que vive el país es una crisis generalizada en la seguridad, en la salud, en el empleo y en los sindicatos.



Como en el caso del sindicato petrolero cuyos integrantes dicen que no se les respetan sus condiciones laborales y en ese sentido pues cada órgano de gobierno, cada institución, debe asumir su rol. Por parte de su gobierno es solidario con las demandas, pero también debe asumir una actitud imparcial y aboga por que Pemex atienda las peticiones en el marco de la ley.

Como presidente municipal está con la población tulense, tanto como con los cooperativistas como con los petroleros, deseando que todos los conflictos se resuelvan por la vía pacífica y legal, por el bien del municipio. Tula, dijo, es un detonante económico, comercial y político, incluso de contaminación. *NI*


562 visualizaciones0 comentarios