• nuevaimagendigital3

Alcaldes piden mayor coordinación de la Secretaría del Bienestar

*Se quejaron del apoyo económico recién entregado porque no todos los damnificados de Tlahuelilpan y Tezontepec lo recibieron.

Los presidentes municipales de Tlahuelilpan y Tezontepec de Aldama, José Alfredo Díaz y Santiago Hernández Cerón coincidieron en mencionar que quedaron temas pendientes luego de la visita a Tula del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Lo anterior durante la conferencia de prensa que encabezaron junto con otros alcaldes de municipios afectados -entre ellos el de Tula y Tepeji por las inundaciones causadas ante el desbordamiento del río Tula, y que fue encabezada por el secretario de Gobierno Simón Vargas, el domingo 7 de noviembre.

José Alfredo Díaz agradeció el acompañamiento técnico, financiero y social del gobierno estatal; pero reconoció que le pidieron la conferencia de prensa al secretario de Gobierno, porque si bien AMLO hizo varios compromisos, quedaron en la mesa algunas cosas que causan incertidumbre entre los alcaldes.

Dijo que se habla mucho del río Tula, pero Tlahuelilpan se inundó por el río El Salado que igual desde hace más de 15 años no ha sido intervenido por Conagua, como tampoco el dren que es un escape del Estado de México y no ha sido aprobada una tercera etapa de un dren municipal.

Principalmente observó el tema de los apoyos económicos que se entregaron por parte de la Secretaría de Bienestar el viernes anterior, dado que como alcaldes no conocen la lista oficial de beneficiarios ni los criterios que utilizaron para entregarlos a determinadas personas. A él únicamente le hicieron una llamada telefónica, los Servidores de la Nación, para solicitarle el auditorio municipal.

Como presidentes municipales, dijo, fueron excluidos del censo que Bienestar realizó un mes después de lo ocurrido; en caso de Tlahuelilpan se quedaron más del 50% de los damnificados sin recibir ese apoyo económico de 10 mil pesos. Y lo aclara porque de acuerdo con información que tiene el presidente de la República ya fueron atendidos todos los sectores; agrícola, empresarial, turístico y habitacional.

Con una gráfica mostraron que el 97% de los damnificados, de acuerdo con el censo de la Secretaría del Bienestar, ya fue atendido y solamente falta un 3% de entrega de los recursos. Por ello quisieran conocer, agregó, el padrón y los lineamientos, dado que la gente en cada uno de los municipios se les vendrá encima a ellos.

Se refirió a la carta leída por la alcaldesa de Tasquillo, María Isabel Guerrero Trejo, al inicio de la conferencia, la cual es el resultado de la unión del gobierno del estado con los presidentes de las diferentes fuerzas políticas, entregada por el gobernador Omar Fayad al presidente Andrés Manuel López Obrador, y cuyo objetivo es encauzar el apoyo a la gente que sigue padeciendo las consecuencias de la inundación.

Aclaró que no están grillando, sino que buscan que el gobierno federal conozca las necesidades y que los atienda de manera gradual y personal porque los problemas de cada uno son diferentes; por ejemplo, el hospital del IMSS anunciado resolverá esa prioridad, pero no beneficia a todos los municipios afectados por las inundaciones.

Están con el presidente de la República, aseguró; incluso coinciden con su política, Sin embargo, esperan que continúen las mesas de trabajo porque al pretender el gobernador mostrarles los expedientes que llevaba, Andrés Manuel López Obrador dijo que se atenderían de manera gradual.

Edil de Tezontepec se quejó del censo realizado un mes después

Santiago Hernández Cerón, alcalde de Tezontepec, también se refirió al acompañamiento que han tenido por parte del gobierno estatal y del trabajo para la integración de expedientes se supone que en coordinación con el gobierno federal; por lo que lamentó que un mes después llegue Secretaría del Bienestar a realizar el censo.

El viernes 5 de noviembre, añadió, con la dispersión del recurso que manda el presidente de la república para atender a los damnificados, considera que no es equilibrada esa coordinación. Porque por ejemplo en Tezontepec hay personas que no resultaron afectadas a las que les dieron el apoyo.

No está en contra de eso sino todo lo contrario, pero considera que el principal objetivo es atender a los damnificados y es lo que en las diferentes mesas de diálogo han hecho ver. Ha faltado, mencionó, la coordinación de la Delegación del Bienestar en el estado, porque con la SCT trabajaron de forma conjunta e incluso con Conagua y la Comisión Estatal del Agua.

Sedatu también llegó, pero desgraciadamente el visto bueno le tenía que dar Bienestar y por ello se fueron solos sin tomar en cuenta al gobierno municipal. Se pregunta qué iban a encontrar un mes después de lo ocurrido por ejemplo en un cultivo.

El daño mayor ocurrió en el campo en el caso de Tezontepec, donde resultaron afectadas 147 hectáreas y 170 campesinos que tienen pérdida total y a un mes obviamente los campesinos ya habían vuelto a sembrar, porque no se pueden quedar con los brazos cruzados. Ahora les dicen que no encontraron daños.

Entiende que el delegado de la Secretaría del Bienestar tiene muchas ocasiones, pero hizo ver que a Tezontepec no ha ido ni una sola vez en este año; es decir, en lo que lleva de gobierno. Apela a la buena voluntad de Abraham Mendoza Zenteno, para hacer cambios en su equipo de trabajo.

Esto porque a su forma de ver, lejos de que el presidente de la República se fuera aplaudido por mucha gente, se fue hasta molesto; es el sentir de la ciudadanía, de lo afectados que llegaron hasta la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji para ver a AMLO, porque no saben cuándo van a poder recuperar algo de lo que perdieron.

Entiende el edil que López Obrador no va a resolver todo de la noche a la mañana ni lo culpan a él directamente, pero lo que quieren es que vaya atendiendo esta situación, para que en años posteriores esta problemática no vuelva a surgir. Quieren los presidentes municipales, aseveró, trabajar de la mano con el gobierno federal con una agenda en común.

Gracias a la intervención del presidente de Tula Manuel Hernández Badillo, comentó, es como se pudo incluir también el tema de vivienda porque ya lo estaban dejando fuera, sin considerar que a una casa inundada con aguas negras no tan fácil se regresa.

En Tezontepec, en total son 297 familias afectadas de diferentes rubros; daños que están debidamente referenciadas y en expedientes de viviendas, comercios y cultivos. El monto total de daños en infraestructura asciende a los 297 millones de pesos, precisó Santiago Hernández Cerón.

El contenido de la carta-minuta

En la conferencia de prensa, el secretario de gobierno Simón Vargas Aguilar, estuvo acompañado por seis de los diez municipios afectados por las inundaciones de inicios de septiembre tras el desbordamiento de los ríos Tula, Rosas y Salado, quienes pidieron una atención verdadera.

En la carta-misiva que los alcaldes suscribieron piden el seguimiento a mesas de trabajo presididas por la Secretaría de Gobernación federal y con las dependencias involucradas en dar atención a los miles de damnificados; atención a las diferentes problemáticas que han surgido tras el desbordamiento de los ríos. Mayor coordinación con dependencias como la Conagua y la Secretaría del Bienestar.

Quieren los ediles mayor apoyo económico porque los 10 mil pesos ya entregados por el gobierno federal son insuficientes para los damnificados y que se destine un presupuesto directo a los municipios para que atiendan las problemáticas originadas por las inundaciones. Y que haya soluciones transversales e integrales para que lo ocurrido entre el 6 y 7 de septiembre no vuelva a ocurrir.

Simón Vargas, por su parte, dijo que los 2 mil millones de pesos anunciados para la reconstrucción de la región Tula – Tepeji son parte de un esquema emergente inicial. Adelantó que la próxima semana comenzarán con el dragado y desazolve del río Tula. Buscarán entablar mesas de trabajo con los gobiernos de la Ciudad y el Estado de México y dijo confiar en que el AMLO cumplirá con sus compromisos. (MGP)






0 vistas0 comentarios