• nuevaimagendigital3

“Adopta una casa” lleva esperanza a afectados por la inundación

*Más de una veintena de viviendas se amueblaron luego de que las familias perdieran todo por la llegada de las aguas negras.

*Unidos por Tula gestionó con empresas y particulares la ayuda.


Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA


Toda una vida quedó sepultada por el lodo que llegó junto con las aguas negras entre 6 y 7 de septiembre en casas del lugar conocido como La Carrera, en La Mora, al igual que en otros sitios como el centro de Tula, San Lorenzo o Rancho Chapultepec, hasta donde llevaron muebles para recuperarles un poco de lo perdido, por parte de asociaciones civiles que se han unido en esta noble causa.

Unidos por Tula a través del programa “Adopta una casa” se dio a la tarea de gestionar con otras asociaciones, empresarios y particulares ayudas con muebles: salas, comedores, estufas, vajillas, camas completas, hornos de microondas, etc., que sirven para aliviar la angustia en la que viven decenas de familias que lo perdieron todo.

Destaca el caso de la señora Basilisa Mendoza Simón, adulta mayor que perdió su casa ubicada junto al río en la calle La Carrera, y quien en su silla de ruedas hoy no puede ni siquiera regresar a su vivienda porque quedó inhabitable porque presenta problemas estructurales.

Vive con su hija Tomasa, a un lado, y fue quien recibió los muebles en su casa construida en un terreno de su madre, reconoce; se dijo muy agradecida de recibir lo que la señora Basilisa ni siquiera tenía y que le permite ahora estar en un lugar mucho más agradable, en tanto recibe también ayuda para arreglar su vivienda.

Otro caso es el de la señora Modesta Álvarez Alcántara, vecina igual de La Carrera y quien estuvo a punto de morir el día de la inundación; como pudo salió con su hijo, pero perdió todo con el agua y lodo que mojó hasta sus esperanzas. La barda de su vivienda se vino abajo y todavía se observan diversos enseres envueltos en la negrura de la desgracia que le ocurrió a cientos de familias tulenses.

Estos son apenas dos casos de la veintena de casas beneficiadas gracias a las gestiones de Unidos por Tula. Javier Ancona y familia adoptaron la casa de la señora Margarita Martínez Luna y Alejandro Dagda la de Zoila Holmes. Y empresas como Banorte, Quálitas, Abasolo Seguros / Ferdinand Abasolo, Mueblería Celia/ Arturo Almaraz, D'Europe/ Miguel Justo, Kenworth, Roshfrans, Encontrack, Soccer Media Soluciones y Operadora Romano, colaboraron para amueblar otras casas.

Antes del arranque de la entrega realizada el fin de semana anterior, el empresario Noé Paredes Meza, junto con sus padres Noé Paredes Salazar y Rosalía Meza Gudiño, así como su esposa Claudia Trejo y sus hijos, presidió el evento en el que destacó que era necesario replicar este tipo de acciones.

Mencionó que le han cuestionado el que se difunda lo que Unidos por Tula está haciendo con el programa de “Adopta una casa”, pero lo hace para atraer a más empresarios o ciudadanos que se quieran sumar a esta noble causa, porque algo se tiene que hacer por los damnificados.

Paredes Meza insistió en el hecho de que se le debe exigir a los diputados federal y local que gestionen presupuesto para Tula, sobre todo porque hay todavía mucho por atender. Y es que al saber del programa se acercan más ciudadanos afectados, no sólo en sus viviendas, sino porque temen por otro desborde del río como ocurre en San Lorenzo, donde el talud de tierra se ha desgajado.

Luego del acto de inicio se inició con la entrega de casas amuebladas y el resto de los beneficiados son: Gregorio Hernández Miguel de La Carrera, en la avenida El Estudiante, Carlos Sarabia, y la calle Tres Culturas: Paula Castro Aguilar y Margarita Martínez; Petra Cornejo de la calle Xochiquetzal; del callejón Leandro Valle: Esther Melgarejo, Rosalba Jiménez y América Reséndiz Trejo de la calle Leandro Valle; de la Héroes de Chapultepec: Rocío y Consuelo Ortiz Jiménez, así como Armando Jiménez.

También resultaron beneficiados Juan Carlos y Víctor Escamilla Rangel de calle Toltecas y se hizo entrega del complemento de la casa del señor Manuel Parra en el andador Quetzalcóatl y en este mismo lugar se le entregaron muebles a Irma Montoya y en la cerrada Cuauhtémoc a Laura Jiménez y en Prolongación 5 de Mayo a Armando Tapia Cerón como parte de UNNE.

Se hizo entrega de muebles en casa de Zoila Holmes en callejón San Lorenzo y a Octavio Álvarez en Manuel Rojo del Río, y en esta misma calle a Florencia Arce Santiago y a Rocío Mera Morales. En Rancho Chapultepec, beneficiaron con el programa a María Elena Guerrero Cruz, Dulce María de Alba, Mayra Tapia Arce y Matilde Badillo.

Recibieron paquetes complementarios Patricia Martínez en calle Cuauhtémoc y Severiano Cortez en calle Xochiquetzal. Cabe mencionar que un grupo de jóvenes deportistas al que Unidos por Tula ha apoyado para asistir a competencias de triatlón apoyarán para pintar algunas casas afectadas por la inundación, así lo dio a conocer Noé Paredes Meza. *NI*







0 vistas0 comentarios