• nuevaimagendigital3

A media capacidad la Ponciano Díaz

*Con el sábado de toros con causa, luego de cuatro años de no llevarse a cabo eventos taurinos.

A la mitad de su capacidad lució la Plaza de Toros Ponciano Díaz en Tula la tarde del sábado 11 de diciembre, en un evento de los que se han vuelto comunes, los llamados con causa y que por ello no dejan de estar en medio de la polémica porque la autoridad municipal no informa cómo y en qué se invierten los recursos recaudados.

Contrario a lo que ocurría años atrás, afuera de la Ponciano Díaz parecía un día cualquiera para ser un sábado de toros y afuera el estacionamiento de autos no se abarrotó, pero para los organizadores fue una gran tarde con el festejo taurino tras más de cuatro años de no llevarse a cabo eventos como éste. Y es que durante la administración anterior se dijo que las instalaciones ya estaban inutilizables e incluso se pensó en reconstruir el espacio para otros usos.

En el comunicado de los organizadores se lee que el festejo fue benéfico y que lo recaudado irá “a la oficina del ayuntamiento municipal encargada de la protección de los niños maltratados”, es decir, se refiere al área del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), para recuperar su equipo y materiales perdidos por la inundación de septiembre pasado.

La venta de boletos también estuvo envuelta en molestia por parte de trabajadores que dijeron a este medio de comunicación que los obligaron a pagar o vender algunos de ellos, con un costo de 180 pesos cada uno para la entrada general; no así los sindicalizados porque ellos ya habían cooperado para sus compañeros que durante la inundación perdieron bienes.

Mientras que los toreros hicieron lo que saben hacer muy bien. “Abrió plaza Hidalgo García a quien se le vio muy en torero con la capa primero a la verónica posteriormente llevando al caballo a su contraparte con chicuelinas al paso y sacándolo de éste con el quite de oro”, dice el comunicado oficial.

“Con la muleta aprovechó a cabalidad por la diestra a un toro que si bien es cierto le faltó raza, le sobró calidad y al torero gustó, así como actitud, dejando tandas por la diestra con lujo de temple que facturó con casi completa la espada, pero insuficiente y descabelló al primer intento lo que no bastó para pasear una oreja que el palco negó y que a la postre quedará en la única vuelta al ruedo de la tarde”.

“El tlaxcalteca Omar Mora lo hizo todo en su oportunidad, esperó en los medios a su toro y le endilga tres medias de hinojos, después lució en banderillas y con la muleta dejó tandas por la diestra de mucho calado ante el mejor toro de la tarde, procedente de la dehesa de Heriberto Rodríguez; sin embargo, empañó su labor que era como mínimo de oreja con la toledana, al tanto de escuchar dos avisos, narra el documento.

Juan Luis Ayala que venía de una cirugía hace una semana por una cornada en una ganadería, reapareció y lo hizo emocionando a sus paisanos, dejando una faena vibrante con tandas muy sólidas por la diestra, aprovechando otro buen toro de Heriberto Rodríguez al que de no haberlo pinchado en varias ocasiones; sin duda hubiera cortado una oreja de mérito, detalla.

Debutó de luces Laguna Varela y lo hizo ante el novillo menos potable del encierro con el que jamás se confió y mostró el verdor. Mención aparte mereció el subalterno Juan Ramón Saldaña que dio cátedra en la brega y banderillas del tercero con el que mostró todo su magisterio y el poder de su capote, sin duda uno de los mejores toreros de plata del país.

Al final del festejo se develó una placa en honor al arquitecto René García, por su defensa y la donación de su proyecto de remodelación en 1994, así como su gran entusiasmo taurino en la ciudad. *NI*




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo